Saltar al contenido

Miles de Horas Sindicales en el BPS

14 octubre, 2022

 

El BPS renovó el régimen de licencia sindical total para 6 Dirigentes de ATSS, más 2000 horas de licencia mensuales para los restantes 11 miembros de la Directiva. La medida contó con el voto en contra del representante de las Empresas, José Pereyra.

 

José Pereyra, representante del Orden Empresas en el Directorio del BPS, quien fue el único Director en oponerse a esta Resolución

El Directorio del Banco de Previsión Social resolvió mantener el Convenio con la Asociación de Trabajadores de la Seguridad Social ATSS, afiliada al PIT-CNT, en materia de Licencias Sindicales que se suscribiera por anteriores Administraciones.

La Resolución del Directorio, si bien no fue anunciada en las Redes Sociales de la organización sindical, encierra gran importancia para ésta o al menos para sus dirigentes.

Dicho Convenio contempla la Licencia Total de 6 de los miembros de la Comisión Directiva de la Asociación de Trabajadores, a lo que se suma un total de 2.000 (dos mil) horas mensuales de Licencia Sindical, a utilizar por los restantes miembros de la Dirección del Sindicato.

Dicho órgano de conducción se compone en su totalidad de 17 miembros, 6 de los cuales ya se encontrarían dispensados totalmente de su actividad laboral, por lo que en caso de optar los 11 miembros restantes por hacer uso de esas horas contarán con casi 182 horas libres mensuales cada uno.

La jornada laboral de los funcionarios del BPS, en tanto, es de 40 horas semanales para los escalafones administrativos y técnicos y de 35 para los profesionales.

Esta medida del Directorio fue aprobada por amplia mayoría, contando con el voto de los Directores designados por el Poder Ejecutivo, 2 del Partido Nacional, 1 del Partido Colorado y 1 de Cabildo Abierto,.

El único voto en contra de los Directores de la «renovaciòn» estuvo a cargo del Director electo por el Orden Empresas, José Pereyra, quien consultado por ContraViento fue categórico en sus expresiones al respecto: “nos parece absolutamente inadecuado aprobar medidas que agraven aún más el desfinanciamiento del BPS en momentos en que le estamos diciendo a la población que deberá trabajar durante más años porque el sistema de previsión social está desfinanciado.”

 

“El mantenimiento de esta situación, que ha llevado a que existan funcionarios que lleven ya 8 años sin ir a trabajar, no puede justificarse por un deseo de comprar paz y evitar problemas. Sobre todo cuando esa generosidad con los dineros públicos no sería de ninguna manera aplicada por ningún Director en su actividad particular, en tanto no hay Ley que lo indique y no es la práctica privada”, reseñó Pereyra.

Licencias Sindicales

La Licencia Sindical se considera un elemento más en la búsqueda de igualdad entre las partes en la relación laboral, y consiste en la provisión de tiempo libre remunerado para el ejercicio de las actividades que requiere la actividad de un sindicato.

Si bien existían de larga data en varios ámbitos, las mismas recibieron reconocimiento formal a través de la Ley 17.940, de enero del 2006, que establece en su Artículo 4 el derecho a las mismas, dejando en manos de los respectivos Consejos de Salarios o Convenios particulares su reglamentación.

Así, existen múltiples formas para cada rubro de las diferentes actividades. A nivel privado la fórmula más ampliamente aceptada establece máximos de 430 horas mensuales para empresas con menos de 1000 trabajadores, y de 500 horas mensuales para empresas que superen esa cifra, lo que sería el caso del BPS con sus aproximadamente 3.650 funcionarios.

“Si aplicáramos a la Administración Pública los mismos principios que a la actividad privada, que es la que produce y financia a ésta, e ignorando la prácticamente pacíficamente sostenida por años y en un arranque de infinita liberalidad resolviéramos multiplicarla linealmente no llegaríamos al 50 % de las horas sindicales que el Directorio ha resuelto regalar, lo que se va a pagar con los aportes de Empresas y Trabajadores, mientras se niegan servicios y derechos a quienes tienen real derecho de ellos y se cobran multas, moras y recargos que son abusivos, de usura”, amplió el Director del BPS en representación del Orden Empresas.

En Síntesis, Algo Para Destacar

Como se recordará, en las elecciones del pasado año José Pereyra, quien tuvo como apoyo más visible al Movimiento Un Solo Uruguay, venció ampliamente al candidato Marcelo Ríos, que contaba con el respaldo de la Asociación Rural y varias de las principales cámaras empresariales nacionales, así como de figuras asociadas al sindicalismo y a la izquierda, como el Secretario General del Partido Comunista, Juan Castillo.

Durante su campaña electoral Pereyra había ya adelantado su posición con respecto a eventuales situaciones de este tipo, por lo que este episodio no debe sorprender.

Así, en 2021 el candidato de Un Solo Uruguay señalaba que “el 31,20% del gasto del BPS son jubilaciones, el 8,70% son pensiones y 5% asignaciones y asistencias, o sea hay un 45% que es el gasto estrictamente en la  función del organismo. El otro 55% vamos a entrar nosotros al Directorio a discutirlo”.

Por ello este episodio nos deja pese a todo una lectura positiva. Al menos UNO de los Directores del BPS que llegaran al cargo en representación de un deseo de cambio de la ciudadanía no ha dejado de lado el mandato de las urnas.


 

 

 

contador de visitas