Saltar al contenido

Las líneas rojas de Putin

2 febrero, 2023

Escribe Giuliano Giupponi.

Vladimir Putin desde antes del inicio de la invasión ha trazado líneas imaginarias, ha insistido en que su cruce desataría un infierno militar y nuclear sobre Europa y esas líneas han sido cruzadas una a una. La última eran los carros de combate OTAN, esa línea ya se cruzó y todos seguimos acá, sin holocausto nuclear ni sufriendo la escasez alimentaria prometida, fueron solo faroles en un juego de póker.

  • 8º Ramstein

En la Base Aérea Ramstein se llevó a cabo hace unos días una reunión para evaluar y acordar la ayuda militar y humanitaria a Ucrania. En la previa los anuncios serían rimbombantes, pero como en las anteriores ocasiones no cumplieron con las expectativas.
Olaf Scholz y Joe Biden tuvieron un encuentro bilateral para tratar el tema de los carros de combate Leopard 2 en Ucrania. No hubo acuerdo y el Canciller alemán, habría dicho que antes de ver panzers en Ucrania la opinión pública alemana vería  Abrams allí. No hubo acuerdo. Y cumplieron los anuncios de rigor sobre envío de municiones, suministros, uniformes, etc. y armamento OTAN, que va sustituyendo inexorablemente el equipo soviético en uso.
La Casa Blanca pocos días después anunció el envío inicial de 31 Abrams. Esto destrabó en menos de 24 horas el suministro de Leopard 2. Ya son 12 países los que transferirán sus armas, con autorización alemana. Demorarán meses en estar operativos, pero inicio tienen las cosas.

  • Situación operativa

Tras la captura de Soledar y el repliegue ucraniano tras la ruta hacia Siversk y luego de una muy breve pausa operativa, Rusia retomó los ataques.
En el óblast de Zaporizhie se iniciaron algunos avances casi sin apoyo de blindados y en muchas ocasiones a pie por parte de la infantería rusa que terminaron como se suponía, la artillería ucraniana dio cuenta de los ataques e hicieron una galería de tiro sobre los soldados que fracasaron en casi todos sus intentos. Días después y con apoyo de blindados y artillería otros ataques en la zona que tuvieron como resultado la captura de algunas localidades que oficiaban como puestos de avanzada para las tropas de Kyiv. Rusia está decidida a presionar hacia el norte para debilitar Bakhmut.
Precisamente allí continúa el asedio que cumplirá 9 meses en pocos días. Tras Soledar la lógica indicaba que se debía maniobrar hacia el norte en dirección de Siversk para unir con Lisychansk y amenazar la zona fuerte ucraniana en Kremina y salvar así el centro de Luhansk. Pues no, Rusia eligió maniobrar atacando los puntos fuertes ucranianos y en zonas poco aptas para blindados, emplearlos para desalojar las alturas quedando expuestos a la artillería ucraniana, que ha dado sobradas muestras de eficiencia y eficacia.
Aún así el esfuerzo principal es cerrar el cerco sobre Bakhmut para obligar el repliegue del Donbás.

  • Reservas operativas

Debemos introducirnos brevemente en la defensa. Generalmente y al influjo de Hollywood y sus misceláneos tendemos a creer que una línea de defensa es una trinchera larga y atestada de soldados que se mueven entre el barro o que son muros custodiados por celosos celadores. Esto no es así, una línea de defensa es más un sistema que cubre a lo largo y ancho diversas áreas que se quieren proteger que permiten el movimiento constante de tropas y equipo. Así Bakhmut se constituyó en fortaleza, como lo fue Soledar, pero sus alrededores también jugaron un rol en la defensa.
El objetivo primario es claramente que ese punto no caiga en manos enemigas, pero puede ser también retrasar el avance, como sucedió en Mariupol, para salvar recursos que serán empleados en el futuro. Para llevar a cabo ésta operación se necesita una reserva que sirva para empeñarse en los puntos sensibles del enemigo y complicar su avance o detenerlo sin un ataque frontal.
Esto que parece sencillo de relatar brevemente y sobre lo que podríamos escribir cientos de páginas es lo que vemos en Bakhmut. La reserva que le permitió mantener la iniciativa a Ucrania simplemente dejó de estar operativa al 100% y permitió el avance ruso a costa de miles de soldados muertos y el triple de heridos, al menos. Sin una reserva blindada, el golpe al avance es menos efectivo y a la postre termina permitiendo el éxito enemigo. Este es el resultado de la fatiga de 9 meses de asedio. Ucrania pasó a la defensiva y está cambiando espacio por tiempo. “Vende” ese espacio muy caro en vidas y material.
Rusia empleó sus reservas de mano de obra de calidad para tomar la iniciativa y lo logró. Mientras prepara otra movilización y espera para el 24 de Febrero dar un segundo golpe general. Hoy los ases de la partida nuevamente los tiene Putin pero el juego no termina acá.

  • MBT (Main Battle Tank) o Carro de Combate Principal

El suministro de MBT Abrams, Callengers, Leopard 2 y posiblemente Leclerc´s, abre un escenario de escalada en la guerra.
No creo, y es opinión pura, que ni Alemania ni EEUU hayan tomado ésta decisión de manera intempestiva como parecen sugerirlo todos los medios del mainstream mundial, los rusos inclusive. Aquí desde Contraviento.uy hemos relatado cómo desde Abril 2021 EEUU y OTAN trabajaron en la defensa en conjunto con Ucrania que demostró un éxito sin precedentes al detener en 30 días el avance arrollador del 2º Ejército del mundo. Como en cualquier planificación se simulan escenarios, y el actual es uno de ellos. Según las fuentes OSINT Rusia perdió al menos el 50% de sus blindados modernos y los que le restan debe tenerlos como reserva en vista de un escenario de conflicto mayor.
Conflicto que se plantea en occidente, pero también en oriente si Rusia se debilita demasiado.

Dejamos el recuento de pérdidas confirmadas de vehículos de parte de Rusia de Oryx, aclarando que éstas son las confirmadas por documentos fotográficos y georreferencias.

https://www.oryxspioenkop.com/2022/02/attack-on-europe-documenting-equipment.html

Hemos visto los videos georreferenciados y datados de largos trenes con MBT rusos encima y que han permitido notar un nuevo modelo que ya está combatiendo, el T-72B-2022. Éste curioso blindado es casi un T-80U, por su blindaje, motor y potencia del cañón, pero sin los aditamentos tecnológicos que le dieron eficacia al que es… o fue… la columna vertebral blindada de Rusia hasta el 2022.
Lo más evidente es la ausencia de la mira SOSNA-U del artillero del carro y su reemplazo por la antigua, aunque fiable y de menor alcance 1-PN96-MT02 que equipa los antiguos T-62M en su versión más actualizada. Esto nos dice mucho del estado actual de las reservas tecnológicas de la industria y del peso de las sanciones sobre el sector militar.
Es por esto que el arribo operativo para dentro de al menos 3 meses de una división blindada OTAN para que sea operada por Ucrania compuesta de al menos 335 MBT y alrededor de 500 otros blindados es una preocupación mayor para el Kremlin. No únicamente por lo que se pueda ver en el campo de batalla, sino porque ésta escalada puede ser la definitiva por lo que implica la operación de esa división que necesita cierto espacio de cobertura aérea que Ucrania no parece tener, pero que para que sea efectiva debe existir y ahí entran los cazabombarderos F16C/D Block 52+.
Claramente no veremos batallas de tanques como en las películas, porque así no se emplea en la doctrina OTAN, pero podemos llegar a ver como en Iraq, múltiples puntos de ruptura en los puntos fuertes de las líneas rusas generando caos, confusión y el repliegue a zonas más seguras.

Para que esto suceda faltan meses y se habla ya de la primavera o incluso el verano próximo de Ucrania. El tiempo despejará las dudas mientras la guerra transcurre y los defensores ucranianos parecen haber adoptado nuevamente por las tácticas del inicio, defender todo lo posible durante el máximo tiempo posible para ralentizar el avance ruso y prepararse para un contragolpe. Llevan casi 9 años haciendo eso y lo hacen muy bien, aunque no luzca así y parezca que el avance ruso es inexorable. En la próxima trataremos el tema de los aliados, tanto de Ucrania como de Rusia en el esfuerzo de guerra y cómo otros actores que no se han involucrado directamente terminan afectando la situación operativa del este europeo.