Saltar al contenido

Alzheimer: científicos descubren célula que podría revolucionar el tratamiento de la enfermedad

28 marzo, 2023

Científicos de la Universidad de Medicina de Washington descubrieron que la unión
de las células T -células del sistema inmunitario- y las microglías -células del sistema nervioso central- , aceleran la neurodegeneración, según un trabajo publicado por la revista Nature.
Los científicos llevaron adelante una decena de terapias experimentales en sistemas inmunológicos,  para profundizar sus estudios en la enfermedad del Alzheimer.
La mayoría de los tratamientos se hicieron en las microglías, siendo de sumo cuidado dado que son células inmunitarias resistentes en el cerebro y pueden dañar el tejido cerebral si no se activan correctamente.
La revista Nature publicó un estudio realizado  por estos científicos, que sugiere que
estas células se asocian con las células T para causar la neurodegeneración.
De esta manera, interferir con ese proceso sería la ruta alternativa para tratar la enfermedad.
El científico David M. Holtzman, profesor de la Universidad, explicó: «antes de este estudio,
sabíamos que las células T aumentaban en los cerebros de las personas con enfermedad de
Alzheimer, pero no estábamos seguros si causaban neurodegeneración»
Además, hizo hincapié en que «es probable que algunos medicamentos que actúan sobre las células
T puedan pasar a los ensayos clínicos de Alzheimer si son protectores en modelos animales»
Asimismo, se estudiaron ratones que tenían daños parecidos a los que provoca el Alzheimer en el
cerebro, y los resultados revelaron que la microglía atrae poderosas células T destructivas al cerebro.
Por esto, la mayor parte de la degeneración podría prevenirse bloqueando la entrada o activación de
estos microbios.

Desarrollo del Alzheimer.

En esta enfermedad predominan dos etapas principales. La primera consta de la formación de placas
de proteína beta-amiloide que pueden acumularse durante décadas sin efectos evidentes en la salud
del cerebro. En la segunda, la enfermedad empieza a empeorar; la proteína tau comienza a agregarse,
el cerebro se encoge, las células nerviosas mueren, la neurodegeneración se propaga y las personas
comienzan a tener distintos problemas.