Saltar al contenido

In Azu We Trust

11 noviembre, 2023

-Buenos días muchachos, es un gusto dar inicio a este nuevo Consejo de Ministros, en esta nueva etapa de trabajo. No me voy a extender en consideraciones, ya todos sabemos las situaciones que nos han llevado a realizar algunos cambios, con nuevas caras y algún enroque, así que vamos a no perder tiempo en comentarios y dedicarnos a lo que nos compete, porque nos quedan apenas unos 700.000 minutos de gobierno y debemos aprovecharlos al máximo, hasta el último instante para construir ese país que me reclama el Ciudadano que me camina adentro, y al fin y al cabo las nubes pasan y el azul queda. Además, como me decía Joe el otro día allá en EEUU cuando explotó el lío, “-no te calientes, Louis, para todou hay remediou mientras siga Azucena, porque In Azu We Trust”.

-Por cierto, quiero felicitar al equipo económico, que logró un hito con la reapertura del Bono Indexado a Indicadores de Cambio Climático, consolidando la captación de 700 millones de dólares, lo que refleja la confianza que los inversores internacionales depositan en Uruguay. ¡Pa’ los contras! En esa línea estuvimos hablando con Roberto, antes de que pasara lo que Ustedes ya saben, y me sugería la posibilidad de estructurar algún otro Bono ligado a objetivos deportivos, por ejemplo la obtención de la Copa América o el Mundial 2030, que en todo caso él podía tirar algunas líneas en la Conmebol si hacía falta. No sé, dejo la idea por ahí y después la vamos puliendo. Tomá nota, Alvarito… ¡Ah! Y haceme acordar que tengo que llamar a los Presidentes de Argentina, Paraguay, Brasil y Chile por el tema de los partidos del Mundial.

…(inaudible)

 -Si, ya sé que Brasil y Chile quedaron afuera, los llamo para babosear, nomás.

-Pablo, ¿qué decías?

-Buenos días, Señor Presidente. Con respecto a la idea de los distintos Bonos vinculados a determinados objetivos, en nuestro Ministerio por razones obvias estamos muy atentos a la actualidad cultural y por ello seguimos con mucha expectativa la postulación a los Oscar de la Academia de la película «La Sociedad de la Nieve», sobre la obra de nuestro compatriota Pablo Vierci. Tal vez se podría hacer una emisión de Bonos vinculados a la obtención del Oscar por su parte.

-No sé, déjame pensarlo, porque eso sería tomar partido por una parte de la sociedad, y nosotros llegamos acá a unir, a tender puentes, y yo no me puedo olvidar que soy el Presidente de todos, del triunfante Vierci que se codea con los ricos y famosos por las alfombras más rojas del mundo, pero también soy el Presidente del pobre Bruno, que tiene que sudar tinta tapando agujeros a último momento. Dejame pensarlo. Tomá nota, Alvarito…

-Nicolás, bienvenido a este nuevo ámbito, ya sé que estás recién acomodándote en el puesto pero, ¿has podido ver algo en relación a los homicidios? Si bien están bajando, aún falta mucho…

-Si, Señor Presidente, muchas gracias.

-Nico, levantate, no hace falta postrarse, podés hablar sentado , como los otros.

-Perdón, no estoy aún empapado del protocolo. En rigor quería consultar sobre una propuesta que el equipo ministerial saliente había estado preparando, en busca de cambiar la óptica sobre el tema de los ajustes de cuentas. Para ello se había preparado una campaña comunicacional, en la que se pensaban usar conceptos probados en otros rubros, donde han dado muy buenos resultados. La idea central es que el aumento de homicidios no es culpa de fallas de la Policía, sino que se debe a  que la gente es muy asesina y anda matando por todos lados. Entonces, la propuesta es crear un sistema para que cuando el ciudadano encuentra por allí un cadáver manda una foto  del lugar por Whatsapp a la Policía y esta va y lo levanta, y se le manda luego la foto al denunciante del lugar ya limpio. Según estudios realizados en otras áreas el concepto funciona bien y la gente deja de culpar al omiso responsable de la gestión.

– Si, entiendo. Es una buena idea, pero la verdad que después de todo lo que pasó no me seduce la idea de tener más cosas relacionadas con Whatsapp. Dejame pensarlo un poco. Tomá nota, Alvarito. José Luis, me comentaste antes de entrar que tenías un problema grave en el Este. ¿Qué pasó?

-Es verdad, Señor Presidente. El tema es similar al de aquella vía férrea de 176 kilómetros que une las estaciones de Tres Árboles y Queguay, en Paysandú que se construyera en 2014 a un costo de U$S 118 millones y que no sirve para nada, ya que no conecta con nada ni nadie, ¿no sé si recuerdan? Bueno, el tema es que acabamos de enterarnos que en esos años también se aprobó construir un muelle en Maldonado, destinado a la pesca, en Urupez.

– ¿Y cuál sería el problema? ¿También tiene un 2300 % de sobreprecio, como en el caso de aquella vía?

-¡No, a este no llegaron a presupuestarlo, pero el problema es peor! El lugar donde se iba a fijar ese muelle era un enclave costero en el Pleistoceno, pero desde hace 13.000 años está seco y a kilómetros del curso de agua más cercano.

-¡Qué locura… pero entonces la solución es muy fácil! Simplemente suspender la construcción y listo.

-No es tan fácil, Señor Presidente, la bancada de la oposición amenaza con interpelarme si lo hago, porque la gente tiene derecho a ir a pescar…

ABC