Saltar al contenido

La farándula y el nuevo “Manifiesto Comunista”

29 octubre, 2022
Calvos del Mundo Unìos!
   por Pablo Vierci

Ya es un secreto a voces que está circulando entre las mentes más aventajadas de la progresía vernácula lo que sería una versión actualizada y mejorada del viejo Manifiesto Comunista de 1848, a efectos de acompasarlo a los tiempos que corren.

No solo porque muchas de las consignas del pasado han sido enviadas al desván de la historia, junto con la rueca y la máquina de escribir, sino que en algunos pocos casos han fracasado, o al menos no han tenido el éxito que presagiaban cuando se elaboraron. La nueva redacción incluiría, asimismo, una nueva agenda de derechos, tanto como el aporte que hacen a la causa los actuales testigos vivientes de la Revolución.

La redacción del documento se estructura en torno a un episodio aparentemente menor que ocurrió esta semana, con foco en la estética y la farándula, pero que detrás deja entrever toda una trama ideológica que promete fructificar y desarrollarse, de cara al porvenir, formando la espina dorsal de una nueva formulación de la utopía.

El borrador dice así:

MANIFIESTO COMUNISTA 2022 – APORTE URUGUAY

VISTO

  • 1) el descubrimiento de otro desaguisado en la Torre Ejecutiva, en este caso no en el piso 4 sino en estamentos superiores, que hacen referencia al implante capilar o injerto de cabellos practicado al señor Presidente de la República,
  • 2) que uno de los termómetros de la lucha popular y progresista en los dos primeros años de este período de gobierno de la oligarquía podía medirse en la cabellera cada vez más raleada del Primer Magistrado, lo que llenaba de esperanza y entusiasmo a nuestros activistas y al sector más lúcido y esclarecido de la población,
  • 3) que de un día para el otro, esa muestra de nuestra incesante lucha por poner el palo en la rueda y los pelos de punta, que llevaba a incrementar la calvicie de las personas responsables de conducir al país en momentos tan difíciles, desapareció, aplanando la fenomenal “ola esperanza” que crecía día a día para convertirse en maremoto,
  • 4) que justamente desapareció cuando el Primer Mandatario apareció, de buenas a primeras, luciendo abundante cabellera, como si no se hubiera hecho nada para mortificarlo y desvelarlo, sino, por el contrario, como si nosotros no existiéramos, mientras él mostraba, impúdicamente, una imagen rejuvenecida y rozagante,

CONSIDERANDO

  • 1) que si bien reafirmamos los principales dogmas del Manifiesto Comunista de 1848, eje eterno de nuestra lucha, entre los que sobresale la abolición de las formas capitalistas de la producción social, así como la propiedad burguesa y el próximo triunfo de la revolución proletaria,
  • 2) consideramos que la ideología progresista debe estar en constante movimiento, a diferencia de la anquilosada ideología de la economía de mercado, por lo que debemos aggiornarla continuamente,
  • 3) que abrevando en las fuentes de la Revolución latinoamericana, en sus ejemplos más exitosos, Cuba, Venezuela y Nicaragua, podemos elaborar una nueva consigna, cual es la de que: “más vale la miseria compartida que cualquier atisbo de desigualdad”,
  • 4) que en esa nueva agenda de derechos inclusivos se destaca la lucha frontal contra la “meritocracia”, el mascarón de proa que pregona la desigualdad capitalista, que lleva a que unos obtengan logros mientras que otros quedan rezagados, a la vera del camino, observando las recompensas ajenas en la pantalla de un celular,
  • 5) que la “meritocracia”, potenciada por la “globalización” y la “era digital”, tiende a discriminar a los holgazanes y perezosos, en beneficio de los estudiantes aplicados y trabajadores disciplinados y esforzados (“nerds”, como les llama la derecha),
  • 6) que en línea con lo que antecede, y añadiendo el foco en la estética y el show business, los implantes capilares o injertos de cabellos tienden a diferenciar a los ciudadanos y ciudadanas, dejando a unos mejor presentados que otros, cuando lo que nosotros pregonamos, de acuerdo al punto 3 de estos Considerandos, es que es mejor “que todos sean feos antes que algunos sean más bellos que otros”,
  • 7) que en línea con lo anterior, repugna a esta nueva formulación ideológica cualquier diferencia estética, así como intelectual o de ideas, por lo que los implantes capilares o injertos de cabellos resultan una inaceptable discriminación contra los calvos, que pasarían a ser los parias de esta “sociedad del espectáculo” promovida por el Imperio,
  • 8) que en esta etapa del devenir revolucionario no sería conveniente ni están dadas las condiciones para promover el Rape Coercitivo, o Calvicie Universal Obligatoria (CUO),
  • 9) que esta desigualdad manifiesta, en la propia figura del Presidente de la República, deja en desigualdad de oportunidades a quienes compiten con él en el liderazgo de las masas populares,

RESUELVE

1) que al presidente del Frente Amplio, señor Fernando Pereira, cuya cabellera luce notoriamente espaciada, se le aplique exactamente el mismo implante capilar o injerto de cabellos que se le aplicó al señor Presidente de la República, con el mismo número de cabellos, así como grosor, aspecto, calidad y longitud,

2) que en el caso del otro líder de masas, al Presidente del PIT-CNT, señor Marcelo Abdala, se le suministre urgentemente un remiendo para cubrir la calvicie, que puede ser en forma de boina, gorro, birrete, capucha, peluquín, parruqueta, quincho, o peluca.

¡CALVOS DEL MUNDO, UNÍOS! ¡NO TENÉIS NADA QUE PERDER MÁS QUE VUESTRAS CABEZAS!”.

Se plantea la Calvicie Universal Obligatoria (CUO)