Saltar al contenido

Conversaciones en el jardín de los cerezos

15 marzo, 2023

Por Silvio Moreira 

-Sabio Maestro Pai Mei, ¿cómo puedo mejorar mi Kung-Fu?
Ambiciosa Carolina-san. Viaja seis días con sus noches hasta la ignota y peligrosa selva de Mi-Yones, y allí encontrarás la aldea de Mon-teve. En la noche, húrtale a sus habitantes el tronco de bambú fresco más grande que puedas encontrar.
(tres semanas después)
-¡Maestro Pai-Mei! ¡He llegado y traigo conmigo el tronco fresco de bambú más grande que pude hurtarles a los habitantes de Mon-teve!
Córtalo exactamente en cuatro partes iguales. ¡Pero cuidado! Luego de eso, elegirás la más verde de todas, y descartarás para siempre las otras tres.
(una semana después)
-¡Maestro Pai-Mei! ¡Aquí os presento la cuarta parte del tronco de bambú más fresco que pude hurtarles a los habitantes de Mon-teve! ¡Me he esforzado en hacer los cálculos y están correctos! ¡Es que soy ingeniera!
Ambiciosa Carolina-san… Entonces podemos estar completamente seguros de que tienes en tus manos un cuarto de palo verde que no es tuyo. ¿Qué se te ocurre que puedes hacer con él? Ten presente que en una semana será el Festival del Plenilunio.
-No se me ocurre qué hacer, Sabio Maestro…
Eres ambiciosa pero Timorata, Carolina-san! ¡Tienes en tus manos un cuarto de palo verde que es ajeno! ¡Corre y obséquiaselo a la doncella Lali-san, que viene a cantar al festival! ¡Ella cantará maravillosas canciones en tu honor, y tú lograrás subir en el ranking del Kung-Fu!!!
-Sabio Pai-Mei, eres el Uno. Después del Festival, te nombraré Ciudadano Ilustre, siempre que me enseñes la técnica de los 5 puntos de la Palma Explosiva del Corazón…
Ambiciosa Carolina-san… sos más mala que tomar agua sudando!