Saltar al contenido

Misteriosa muerte de un vecino de Tranqueras del Cebollatí

12 mayo, 2023

Tranqueras del Cebollatí, mayo 12 de 2023 (de nuestro Corresponsal Gaucho Pauer)

 

Honda congoja vive nuestra pequeña comunidad al enterarse de la lamentable noticia de la misteriosa muerte de Don Juan Rodriguez, “Juancito” para sus amigos, que lo eran todos aquí.

El estimado vecino se había ganado el cariño y respeto de su pueblo tras más de cuatro décadas como único cartero y encargado del correo local.

Vivía solo, tras la muerte de su compañera de la vida doña Blanca, tras un ataque cardíaco producto de una hipertensión descontrolada, agravada en los últimos tiempos. Culpa del agua decía y repetía don Juan esa mujer tomaba agua todo el santo día…y ya ve, que tan saludable no debía ser…

Su vecino, Don Pepe, septuagenario como él, fue quien radicó la denuncia. Según declaró a nuestro medio de prensa, le llamó la atención que no respondiera al llamado del camión de reparto que pasaba por allí cada mañana y que tampoco respondiera a sus propias llamadas.

Al concurrir la policía al domicilio del occiso, y luego de forzar la puerta de entrada, acabaron encontrando su cuerpo -ya con varias horas de fallecido- tirado en el baño de la finca, en la ducha y en lógicos paños menores.

Si bien no se ha determinado la causa del deceso, de manera extraoficial se nos ha hecho saber de algunos aspectos que llaman la atención de los investigadores, el Comisario y su ayudante Agente García, en cuanto a que no se explican por qué el occiso se estaría bañando con el calefón desconectado, así como que, si tal fuere el caso, para qué mantendría el televisor encendido en la sala.

En canal 10 estaba puesto -anotó orgulloso de su perspicacia el Agente García-

También llamó mucho la atención de los policías, el hecho de que, en una inspección primaria de la finca, hubieren encontrado en la pequeña pieza que antes sirvió de dormitorio del único hijo (quien hace décadas atrás dijo a su madre ya vuelvo, y nunca más volvió) una inusitada cantidad de bidones de agua.

144 había, una gruesa entera -consignó el Agente García, haciendo gala de su enciclopédico conocimiento de palabras raras tras una vida haciendo crucigramas-

Ante tantas interrogantes sin respuesta, y con Tranqueras del Cebollatí en vilo por el misterio, la policía ha prometido continuar con las investigaciones y no descarta solicitar el concurso de la propia policía capitalina, con más experiencia en estos tristes sucesos.

Nuestra corresponsalía continuará informando no bien lo noticia lo requiera.