Saltar al contenido

Coplas a la muerte de la Supremacía

13 mayo, 2023

Por Pablo Vierci

I

Recuerde el Frente dormido,

despierten los militantes,

“obreros y estudiantes”,

contemplando.

Cómo se pasa el Gobierno,

cómo se nos viene la hora,

tan callando.

II

Cuán presto se fue el Poder,

cómo, después de acordado,

da dolor.

Cómo a nuestro parecer,

cualquier tiempo pasado

progresista y desaforado

fue mejor.

III

Sueños y desvaríos

ilusiones de grandes líos

Tupamaros.

Bataholas y paros,

como otrora disparos

de nosotros los preclaros.

Pero después de remar y revolver,

juntar firmas y joder,

terminó en cuentas sin pagar,

y enigmas por resolver.

IV

Le ponen agua a la leche

a los jubilados.

Salitre a las canillas

cual condenados.

Y la gente no chilla

nada que se aproveche

de estos bandidos

para darnos el gusto, merecido

de un estallido.

V

Propusimos confinamientos,

aglomeraciones.

Siempre en la otra vereda

poniendo el palo en la rueda.

Asustamos con el gatillo fácil

y lanzamientos.

La liquidación de la telefonía

para hacerlo más versátil

y terminar con el aburrimiento.

Pero mejoró su hegemonía

como la oligarquía decía.

VI

¡Qué fue de nuestro Perón!

¡y sus infantes del Canelón!

¿qué se hicieron?

¡Que fue del Rey León!

¡qué fue de tanta invención!

¡cómo mintieron!

Las justas y los torneos

paramentos, bordaduras

y quimeras,

¿fueron solo devaneos?

¿qué fueron sino diabluras, cacareos?

VII

Saliendo de la peste

el Turco llamó a sus huestes

para que tomaran el IAVA

como si fuera Granada.

Pero se clavó una damajuana

y nos quedamos sin nada.

VIII

Nuestras vidas son los ríos

que van a dar a la mar,

que es el morir.

Ahí van las fantasías

y las mayores fechorías.

Allí nuestras grandes maldades

las otras medianas

y las menores.

Y llegadas, son todas iguales,

los que están hasta las manos

y sus mentores.


Ilustración: retrato del poeta Jorge Manrique, autor de la célebre obra Coplas por la muerte de mi padre, pintado por Juan de Borgoña.