El año de la Coalición Republicana

Escribe Graziano Pascale 

Si faltaba alguna prueba más sobre el impacto de las redes sociales en la vida política, enriquecida desde que éstas se popularizaron dando voz a todos, la misma llegó al culminar este año 2023. El pasado viernes 29, en efecto, delegados de todos los partidos políticos que integran el gobierno presentaron ante la Corte Electoral las firmas necesarias para registrar como lema al «Partido Coalición Republicana».

Se concretó así una iniciativa que tuvo su primer y decisivo impulso en las redes sociales, generando un movimiento al que luego se sumaron -como era esperable que lo hicieran- los partidos a los que sus votantes convocaban para dar organicidad a la idea.

La recolección de firmas comenzó también desde las redes, luego de que medio centenar de ciudadanos convocaron a adherir a la iniciativa, firmando la papeleta distribuida a través de las propias redes.

Aunque la convocatoria inicial apuntaba a que el lema común cobijara a los partidos en la próxima elección nacional, este primer paso, que consiste en el uso del lema común en las elecciones departamentales del 2025 debe valorarse en forma positiva.

Un trabajo de investigación, realizado por la Consultora Radar por encargo de Contraviento, ya mostraba en el pasado mes de marzo la existencia de un creciente sentido de pertenencia a la Coalición Republicana por parte de sus votantes, que no le iba en zaga a la adhesión emocional a los partidos que la integran.

Aunque ya en el pasado se había intentado la comparecencia bajo un mismo lema en las elecciones departamentales de Montevideo, usando los lemas de la «Concertación» y del Partido Independiente, esta vez el movimiento nació de los propios vota4,y se expresó con claridad desde las redes sociales.

Las dirigencias de los partidos supieron aquilitar en toda su dimensión esta nueva realidad, y la potenciaron con sus propias estructuras, tanto para acelerar la recolección de firmas como para completar los otros requisitos formales cuya presentación exige la Corte Electoral para autorizar un nuevo partido político.

Corresponderá ahora a los partidos decidir en cuáles departamentos se utilizará el nuevo lema. Es un hecho que ello ocurrirá en Montevideo,  Canelones y Salto, aunque no se descarta que la experiencia se extienda a otros departamentos.

La legislación electoral admite hasta tres candidatos a la Intendencia por lema, número que permite expresar la pluralidad de corrientes que adhieren a la Coalición Republicana, y al mismo tiempo reflejar las diversas sensibilidades de su electorado plural.

La primera prueba de este nuevo camino ocurrirá en el próximo mes de junio, cuando los partidos políticos realicen sus elecciones internas para elegir candidatos a la Presidencia de la República. Aunque el nuevo lema no participará en las elecciones nacionales, es necesario que obtenga al menos 500 votos para poder formar sus convenciones, tanto a nivel nacional como departamental, a los efectos dd habilitar su comparecencia en las elecciones departamentales del 2025.

La recepción que tenga en los votantes el nuevo lema será su prueba de fuego. Para ello es necesario que los partidos admitan que la campaña del nuevo lema llegue a todos los rincones del país. La suerte de la elección nacional se empieza a jugar también en ese momento.