Saltar al contenido

¿Por qué somos caros?

12 febrero, 2024

Escribe Juan R. Rodríguez Puppo

En la última edición de El País dominical el periodista Martín Tocar publicó un completo informe sobre la problemática de los precios de algunos productos de higiene personal.
No intento resumirlo en estas lineas, pero sí explicar algunos enfoques.
El abordaje es bastante complejo pero -como todo es economía- es una mezcla de problemas de escala, exceso de regulaciones y monopolios de hecho.
Escandaliza observar márgenes.
A todo ello hay que agregar el achicamiento del mercado formal ante el avance del micro y macro contrabando. Eso agrava el efecto «escala», y el importador casi exclusivo juega con esos márgenes.
Por otro lado hay demanda poco elástica en algunos productos o marcas que son tan preferidos por el público, y ello también incentiva a que se fije un precio más alto e igual el consumidor lo seguirá comprando.

¿LAS SOLUCIONES?

El Ministerio de Economía lleva un buen tiempo buscando acuerdos inter ministeriales para aceitar mecanismos que agilicen trámites etc. En cualquier caso siento que es un debe de este gobierno, pero por primera vez veo un genuino interés por encontrar soluciones.
Encontrar nuevas aperturas para segundas o terceras marcas, importaciones directas de otros importadores y aliviar las exigencias o controles burocráticos, son algunos de los caminos explorados
Las excesivas regulaciones -básicamente- del Ministerio de Salud Pública con más esa extraña sensación que uno tiene que puede haber algunos importadores que «tienen la vaca atada», son el rival a vencer.
Me alegra mucho saber que luego de mucho tiempo de presenciar como «todo o casi todo» es más barato afuera nos consta que la ministra Arbeleche está atrás de soluciones concretas.
Espero que las encuentre antes que termine su gobierno y ojalá que las mismas sirvan para aliviar la canasta de productos básicos tan encarecida desde hace décadas. Ya sabemos que si existiera un cambio de signo de gobierno hacia la izquierda todo se inclinará hacia un exceso de burocracia y carga estatal. Hagamoslo ahora y ojalá lo disfrutemos con un nuevo gobierno multicolor a partir del 1° de marzo de 2025.
Por ahora veo poquísimos precandidatos encarando este problema. Y estos son los problemas que golpean el bolsillo de Juan Pueblo a diario. Parece mentira tanto silencio.