Pobres Metas del MSP en Seguridad Vial para el 2030

El MSP presentó sus Objetivos Sanitarios 2030, y los sometió a consulta pública. 

Es muy llamativo que entre los objetivos que presenta el Ministerio de Salud Pública (MSP),  de su política sanitaria para el año 2030, la seguridad vial sea considerada en forma muy escueta y sus metas sean escasas.

Siendo una de las principales causas de mortalidad y lesividad en menores de 30 años, y que determina más de 400 muertos, y no menos de 20.000 heridos por año, año tras año. 

En un extenso documento, de 78 páginas, dividido en 59 áreas de acción, con varios ítems en cada área, el MSP únicamente presenta 2 propuestas de acciones a tomar, en torno a la seguridad vial:  las numeradas  34-1, que refiere a fiscalización de 3 ítems (Alcohol, SRI, y uso de cinturón) lo cual nadie discute,  y la 34-2 que establece  acciones de comunicación (que son totalmente inefectivas).

Copio texto del documento en la página 62:

«Líneas de acción:

34.1. Desarrollar acciones de comunicación para la prevención de siniestros de
tránsito en coordinación con otros actores.
34.2. Coordinar con los organismos competentes para la efectiva fiscalización de la
conducción bajo los efectos del alcohol y el uso de los sistemas de retención infantil y
de cinturones de seguridad.»

Es evidente que con estas 2 únicas acciones propuestas, el país no va a obtener ninguna mejora.

Estamos muy lejos de trabajar en los 5 pilares que estableció la Organización Mundial de la Salud (OMS), en su Decenio de Acción por la Seguridad Vial 2011-2020,  programa en el cual se estableció que  hay que trabajar sobre todos los pilares en forma simultánea para mejorar la seguridad vial

  •  Vías de tránsito más seguras
  •  Vehículos más seguros
  •  Gestión eficiente de la seguridad vial 
  •  Usuarios de las vías más seguros
  •  Atención médica post siniestro 

Este enfoque de abordaje de la seguridad vial, fue reiterado en el nuevo Plan Mundial de Acción para la Seguridad Vial 2021-2030 de la OMS:

En todos estos pilares, el país está omiso y muy atrasado, con respecto a lo que se hace en los países con mejores resultados en seguridad vial. 

El MSP integra la Junta Nacional de Seguridad Vial (JNSV),  la entidad de más alto nivel a nivel nacional en materia de seguridad vial,  y como tal tiene una responsabilidad mayor en gestionar la seguridad vial, que debería ser tomada como una política nacional de salud pública de primer orden, dado la magnitud del daño que provoca la epidemia de inseguridad vial, tanto a nivel humano, como material y en gastos y uso de recursos en atención médica. 

En contraste con lo anterior, llama mucho la atención, e indica la poca importancia que el MSP le da a este tema, que sólo proponga dos acciones a tomar, sin entrar ni en detalles ni en metas que deberían alcanzarse.

Ello habla también del profundo desconocimiento que existe del tema, por parte del ministerio que debería liderar el combate a esta epidemia. 

Ni siquiera considera que deba proponer acciones respeto a la mejora en la atención médica post siniestro, área de su estricta competencia, y en la cual hay profundas deficiencias en la atención médica en siniestrados en rutas nacionales, reflejado en el dato del elevado porcentaje de muertes en el lugar del siniestro, que está en el 76%. 

Con este enfoque, no es posible esperar más que un rotundo fracaso de aquí al 2030; y el único resultado será el incremento en la cifra de muertos y heridos, con el aumento del tránsito. 

Nota:

Junta Nacional de Seguridad Vial: participan de la misma los subsecretarios de las siguientes carteras: Ministerio de Transporte y Obras Públicas, Juan José Olaizola;  Ministerio del Interior, Guillermo Maciel; Ministerio de Salud Pública, José Luis Satdjan;  Ministerio de Educación y Cultura, Ana Ribeiro , en representación del Congreso de Intendentes el consejero César García y ejerciendo la Secretaría General de la Junta, el presidente de la de la Unidad Nacional de Seguridad Vial, Alejandro Draper.