Saltar al contenido

Mi encuestadora: la Corte

27 octubre, 2022

Me consta que hay no menos de 4 o 5 empresas serias en el mercado. Percibo a las encuestadoras como a esos expertos en Climatología que predicen el tiempo dentro de 15 o 20 días. Te dan un dato profesional, pero el futuro ni Nostradamus lo pudo vaticinar con precisión. Por tanto, me atengo a “fotos” del presente.

Dejando de lado la analogía, me guío por unas pocas empresas que hace tiempo están en el mercado y en líneas generales no se equivocan demasiado. O, mejor dicho, las desviaciones están dentro de sus propios márgenes de error.

Lo que sí me llama la atención es como alguna prensa vernácula analiza y titula sobre sus resultados. Es así que me voy a detener únicamente en una de las encuestas. FACTUM. Lo hago porque me consta que es seria pero además por razones -que no es necesario ahondar- nadie va a sospechar que pueda tener ni medio interés en favorecer con sus datos a la Coalición de Gobierno.

Los titulares y zócalos de informativos (algunos) con más las expresiones de algarabía de Fernando Pereira y otros actores hicieron alusión a una suerte de recuperación del FA según los datos de esta encuesta y otras. Y puede ser. Pero me gustaría hilar más fino.

Básicamente el dato que se publicita es que el FA avanzó 2 puntos porcentuales respecto de noviembre 2019 (41%) y que el PN (27%) retrocedió 2.

Y también se afirma que el PC retrocedió 4 puntos y CA 3. También puede ser.

Por tanto, PC aún mantiene 8% y CA otro tanto. Si los sumo a los 27 puntos del PN me da un resultado parcial de 43%. Y si a eso le agrego 3 puntos porcentuales del PI mi resultado final en la Coalición republicana es de 46 %. Bastante más que el FA.

Extrañamente esa suma no es muy publicitada por nadie y mucho me ha llamado la atención que esa misma encuesta sirva de insumo optimista para la Coalición opositora.

Dice don Pereira que nuestros gobernantes viven en Narnia. Un mundo imaginario sin dudas. Yo creo que ni en Narnia, 46 es menos que 41. Pero además la ficha técnica de la encuesta nos brinda algún dato más esclarecedor. Hoy solo existe para FACTUM un 7% de indecisos. Imaginemos que esos indecisos se reparten por igual entre las 2 coaliciones. En esa hipótesis el FA llegaría a 44.5 % de inclinación. Aún están muy lejos.

No descarto que en elecciones muy reñidas la coalición opositora pueda arribar al gobierno. Se supone que este periodo en el que vivimos es el de mayor riesgo para la imagen de la Coalición republicana. Los coletazos de la guerra, inflación, errores propios (algunos evitables) y la permanente “manija” en contra: costos siempre provocan.

Por ahora el gobierno mantiene su crédito y el prestigio adquirido en haber manejado la pandemia con altas calificaciones. También mucha gente pondera vivir en libertad y corroborar en la acción de gobierno a gobernantes activos, comprometidos y con un perfil de “gobierno de cercanías”. Y de cercanía real. No tablados pa la tribuna como era aquel consejo de Ministros itinerante de otrora, que se parecía mucho más al Cirque du Soleil que a una acción seria de gobierno. Los ministros actuales y las autoridades de gobierno hasta se parecen a ministros y autoridades de gobierno. Casi sin excepciones hablan usando el idioma español y sin usar el Lenguaje inclusivo como recurso simplista para granjearse simpatías en los colectivos. (onda Caro Cosse o Natalia Oreiro). A este gobierno lo ves dando la cara y de forma presencial en cuanta situación crítica se presenta. No hay necesidad de apelar a comunicadores para sustituir Presidentes en cadena nacional. En fin. Es un tiempo muy diferente.

Falta recorrer mucho. Resta saber cómo reaccionará el electorado cuando el Partido Colorado haga presente sus candidatos. No espero enormes noticias, pero es de suponer que -hoy por hoy- marca demasiado bajo porque la gente no tiene en mente a figura alguna que lo encabece. En cambio, en el FA todos ya saben que el pleito se va a dirimir entre Cosse y Orsi. Nos consta a todos que con Orsi a la cabeza tienen más chances de “pescar en la pecera” del centro del electorado. También es cierto que ni siquiera en el Partido Nacional está 100 por ciento definido el candidato, aunque todos suponemos que la fórmula va a ser encabezada por Alvaro Delgado.

Si hurgamos un poco más tampoco tenemos confirmada claramente la fórmula de Cabildo Abierto. Sabemos que el General Manini va a estar, pero no sabemos quién lo acompañará. Por tanto, no me sorprendería que esos 2 Partidos políticos recuperen su inclinación de voto.

Por otra parte, y si yo fuera frenteamplista no volvería a cometer el pecado de soberbia pensando que en estos 2 años que restan para la elección la gente va a olvidar Gas Sayago, Pluna, Ancap, Antel Arena etc. No fueron pocos los golpazos recibidos en estos últimos 3 años en distintas justas electorales. (octubre y noviembre 2019, municipales y la LUC).

Aun va a pasar mucha agua bajo el puente y la sensación que se tiene es de estabilidad en simpatías políticas. En todo caso no extrañaría una definición infartante en 2024.

Mi mejor encuesta sigue siendo la Corte Electoral cada 5 años.