Saltar al contenido

Accidentes involucran vehículos antiguos que siguen circulando sin elementos de seguridad que exige normativa vigente

6 mayo, 2023

Escribe Manuel Da Fonte

Pasa el tiempo y siguen ocurriendo siniestros que involucran vehículos viejos e inseguros. 

Choque frontal en el acceso a la represa de Salto Grande

En la nota publicada por La Guardia-Diario Digital en su página de Facebook, del cual tomamos las imágenes del siniestro, se reporta el choque frontal entre dos automóviles. 

Como en todo siniestro, podemos tratar de analizar los múltiples factores intervinientes en la ocurrencia del siniestro, y en las consecuencias del mismo. 

 

FACTOR CARRETERA

En primer lugar, el diseño vial de la ruta no impide el choque frontal, dado que se trata de una vía sin cantero central separador, ni barrera de contención que lo impida.

En este sentido, la construcción de rutas tipo 2 + 1 con barrera separadora central es una medida económica y muy eficaz para evitar siniestros como el que estamos analizando. 

En la siguiente nota de prensa pueden ver un video explicativo que analiza las ventajas de este diseño vial, económico y muy eficaz. 

¿Que son las carreteras 2 + 1 ?

https://www.lavanguardia.com/motor/actualidad/20211007/6618711/que-son-carreteras-2-1-reducir-accidentes-trafico.html

También se debe tener en cuenta la presencia de columnas rígidas de hormigón al borde de la ruta, sin protección anti impacto, que en este caso uno de los vehículos estuvo a centímetros de impactar contra una de ellas.

FACTOR VEHÍCULO

Control de Estabilidad

En segundo lugar, los vehículos intervinientes son muy viejos,  carecen de control de estabilidad o ESP, elemento de seguridad activa que logra mantener el control del vehículo en muchas circunstancias, e impide este tipo de siniestros.

La última ley de tránsito aprobada en nuestro país, https://www.impo.com.uy/bases/leyes/19824-2019  lo hace obligatorio, pero se sigue esperando que se apruebe su reglamentación, a casi cuatro años de ser aprobada en el parlamento, por lo cual aún no ha entrado en vigencia. 

Con un nivel promedio de ventas de vehículos nuevos de  50.000 vehículos 0 km/año, como país, hemos perdido la oportunidad de haber mejorado la seguridad del parque automotor en más de 200.000  vehículos, en estos cuatro años que siguen ingresando, la gran mayoría de las unidades, sin Control de Estabilidad o ESP. 

Normas de fabricación de impacto frontal y lateral

En tercer lugar, se trata de vehículos de estructura débil, diseñados en la década de los 80 o los 90 (como pueden ver en los links a la descripción del historial de cada uno de estos modelos), que han sido construidos sin cumplir con normas ONU de resistencia frente a impactos frontal o lateral (ver artículo de ANCOSEV sobre normas ONU),  lo cual se evidencia en el nivel de deformación que presentan los habitáculos de ambos vehículos. Son vehículos que ya tienen unos 30 o 40 años circulando en nuestro país. 

También en este caso, seguimos esperando que se apruebe la reglamentación de la ley N* 19.824 aprobada en septiembre de 2019, y que en su artículo tercero, exige el cumplimiento de normas de fabricación de impacto frontal e impacto lateral. 

Artículo 3:

«Los vehículos cero kilómetro propulsados a motor, de cuatro ruedas o más que se nacionalicen en el país para las categorías que se establezcan en la reglamentación de la presente ley, deben contar con control electrónico de estabilidad, dispositivo de alerta acústica y visual de colocación de cinturón de seguridad, encendido automático de luces cortas o diurnas, neumáticos y espejos retrovisores o dispositivos de visión indirecta certificados incorporados al vehículo, limitador de velocidad, protección de los ocupantes en caso de impacto frontal y lateral, protección en los vehículos para atropello de peatones, sin perjuicio de otros elementos que disponga la reglamentación referida.»

 

https://es.wikipedia.org/wiki/Fiat_Uno

https://es.wikipedia.org/wiki/Chevrolet_Chevette

Este nivel elevado de deformación frente a un impacto, es lo que determina la gravedad de las lesiones recibidas por los ocupantes de los vehículos, dado que provoca aplastamientos y atrapamiento de los pasajeros, haciendo que las lesiones sean mayores y más graves, que si hubieran chocado en un vehículo más seguro cuyo habitáculo permanece íntegro. 

Les recomiendo observar los videos publicados en el siguiente artículo de ANCOSEV, donde podrán ver la diferencia en el comportamiento de un vehículo seguro con respecto a uno inseguro. Estos dos vehículos presentan un muy diferente resultado en cuanto a la deformación de su estructura, y ambos son producto del mismo choque de uno contra otro.

Es importante tener en cuenta que la prueba de choque se hizo a tan sólo 64 km/h.  

https://www.ancosev.org/auto-seguro-vs-auto-inseguro/

https://www.ancosev.org/normas-de-seguridad-para-vehiculos-en-uruguay/

Airbags

Por supuesto que ninguno de estos vehículos, dada su antigüedad, contaba con airbags, que tienen la función de amortiguar los impactos que sufren los pasajeros en caso de colisión, aunque dada la fragilidad de la estructura de los vehículos involucrados, de poco hubieran servido. 

Impuestos y su efecto sobre la siniestralidad

Por último, hay que considerar los efectos distorsivos que provoca la política impositiva sobre el sector automotor, principal responsable del parque de vehículos viejos e inseguros que circula en  nuestro país, además de la proliferación de motos, sobre todo entre los sectores más pobres de la sociedad.

Si desean profundizar en este tema, les dejo el link a un artículo publicado en 2016 en mi blog: Opiniones Variadas. MdaFonte

Efectos perjudiciales de la política impositiva sobre el sector automotor y la inequitativa distribución de las muertes y lesiones

 

En conclusión:

Frente a un choque como este, se pueden establecer muchas consideraciones acerca de la competencia, capacidad o imprudencia de los conductores, así como discutir si alguno de ellos traspasó la raya amarilla pintada en la ruta y fue el causante o culpable del siniestro. 

Hay que tener en cuenta que centrarnos en estas consideraciones (que son las habituales en la prensa, en los comentarios de la ciudadanía, y a veces los únicos elementos que se toman en cuenta en los informes periciales sobre siniestros de tránsito) nos hará olvidar y no considerar todos los factores mencionados en esta nota, que son responsabilidad de las autoridades nacionales y departamentales.

Estos elementos son los que  pueden determinar que siniestros como este, no vuelvan a repetirse, y sobre todo, en caso de reiterarse, no tengan las graves consecuencias que tuvo este siniestro.

PROPUESTAS

Es urgente establecer modificaciones en la política impositiva, que premien a los vehículos que incorporen medidas de seguridad o que obtengan 5 estrellas en pruebas de LatinNCAP.

Hoy en día se hacen cuantiosas reducciones impositivas a los vehículos eléctricos.

¿No sería mucho más urgente establecer reducciones de impuestos a los vehículos más seguros?

No se entiende la demora de casi cuatro años en reglamentar la última ley de tránsito, ley que llevó otros 4 años de elaboración y aprobación. ¿Cuántas vidas se perdieron en estos años que podrían haberse salvado?

Son más de 400 muertos por año, y ya han pasado muchos años desde que se planteó la necesidad de establecer estas medidas para reducir esta cifra inaceptable de muertos, la mayoría jóvenes, y pobres. 

Sin lugar a dudas se debe continuar y acelerar la política de mejora de carreteras, poniendo el énfasis en el diseño vial seguro y «carreteras que perdonan».

El concepto de carreteras que perdonan surge a raíz de un nuevo enfoque de seguridad vial que considera que una vía debe diseñarse con la máxima seguridad para evitar accidentes, o bien que en caso de ocurrir un error humano o una falla del vehículo, el accidente no sea mortal.

https://www.tecnocarreteras.es/2019/01/04/que-son-las-carreteras-que-perdonan-y-por-que-son-tan-importantes/

No se trata de medidas sofisticadas de alto costo. Son medidas simples, económicas, pero que requieren que las autoridades las tengan en cuenta para ejecutarlas.