Saltar al contenido

Dos hermanos idearon sistema para aprender lengua de señas único en el mundo

22 junio, 2023

Por Patricia Mango

LA  VIDA A TRAVÉS DE LAS MANOS

A los hermanos Fabián (33)y Martín Curzio (35), la vida no les fue fácil. Ambos sufren de baja visión y gracias a una lente especial, hoy llevan una vida “normal” según relata en diálogo con Contraviento, el propio Martín. Arquitecto de profesión y su hermano Fabián, Licenciado en Comunicación  idearon un sistema uniendo Inteligencia Artificial con empatía. Así nació ElDes, enseñanza en Lengua de Señas que permite al usuario aprender desde su casa o donde desee, en el momento que pueda y quiera. Este sistema, único en el mundo, permite además “corregir” al estudiante si lo está haciendo mal.

¿Por qué empatizaron con una situación que, en Uruguay sigue mostrando carencias a la hora de incluir? Porque la vida es un aprendizaje permanente: “había visto a una persona sorda intentado pedir un helado en un restaurante de comida rápida, de esos que venden hamburguesas, helados, etc. y la estaba pasando bastante mal”, rememoró.

Al otro día, Fabián le comunicó que  quería aprender lengua de señas “pero que no iba a poder y me empezó a contar las barreras con las que se enfrentó: Hay pocos institutos donde se enseñe, los horarios pueden resultar incómodos y le quedaba muy lejos de su casa.. entre otras cosas”.  Ellos se sintieron “identificados con ese sentimiento de tener limitaciones diarias, que no todos tienen, porque ambos tenemos baja visión. Si bien hoy llevamos una vida «normal» gracias a un lente especial en un ojo, esto no siempre fue así. Es por esto que nos pusimos a investigar opciones de aprendizaje interactivo en línea, sin depender de horarios y como vimos que no existía, decidimos crearlo”.

De esta idea a un “estamos empezando a trabajar con algunos bancos en los cuales se incluirá contenido financiero para que en los puntos de atención al cliente puedan tener un conocimiento y comunicación básica en Lengua de Señas”, pasaron tres años. ElDes camina con pantalones largos y se prepara para desembarcar en Argentina.

El leiv motiv de los Curzio es uno: “ disminuir las barreras existentes en la enseñanza de Lengua de Señas”. Y rápidamente, Martín agregó:  “bajo ningún motivo queremos ni pretendemos sustituir la enseñanza tradicional sino complementarla y reforzar en los casos que sean necesarios”. De este objetivo nació una alianza con la Escuela de Lengua de Señas Uruguaya (CINDE) que asesoró en el contenido del curso.

No sólo hay estudiantes que se sienten excluidos a la hora de estudiar; también conseguir empleo se convierte en una odisea para quienes tienen alguna discapacidad o dificultad.

Consultado al respecto, el Arq. Curzio revela que  las personas sordas “no se pueden comunicar debido a la falta de conocimiento en general de la Lengua de Señas. No pretendemos que todos sean expertos, pero sí que se manejen conceptos básicos para que las personas sordas puedan sentirse parte de la sociedad y no extranjeros en su propio país” señaló.

Y ElDes.uy es una herramienta que “permite implementarla en escuelas y comenzar a educar y concientizar desde niños el hecho de que hay diferentes formas de comunicarse.  Si introducimos la diversidad desde pequeños, pronto no tendremos que hablar de inclusión sino de convivencia. Y desde el punto de vista de capacitación empresarial, ELdeS también permite customizar el contenido, agregando módulos específicos de la actividad de la empresa”, apuntó.

Uruguay a nivel mundial está considerado un país respetuoso y contemplador de derechos no obstante, falla en algunas cosas. Esta es una de ellas. ¿Cómo viene ELdeS a intentar subsanar esto?

Hemos observado, tanto en empresas públicas como privadas, que la mayoría puede tener el «speech» de ser inclusivos, pero en los hechos no toman ninguna acción para serlo. No me refiero precisamente a la capacitación en lengua de señas ya que hay un porcentaje muy alto de la sociedad en situación de discapacidad por varios motivos. Esas barreras las ponemos nosotros mismos y en la mayoría de las veces es por costumbre (o mala costumbre), ya que hacer espacios de trabajo accesibles no implica una mayor inversión, sino pensarlo e idearlo desde otra perspectiva. Y crear un espacio accesible no va a repercutir solo en la persona en situación de discapacidad, sino en el resto del equipo de trabajo, ya que se están creando espacios de mejor calidad.

Qué marca la diferencia con un curso convencional de Lenguaje de Señas?

Principalmente la posibilidad de realizarlo en tus propios horarios y a tus tiempos, siendo al mismo tiempo interactivo. Esto es porque al estudiante se le enseña a través de un video tutorial y tiene la posibilidad de practicar y recibir respuesta en tiempo real. La plataforma detecta todos los movimientos y gracias a un sistema de Inteligencia Artificial, es capaz de identificar si lo que estas haciendo es correcto o no.

A nivel logístico, los hermanos Curzio tuvieron que investigar, apostar y poner de su propio dinero para iniciar lo que hoy es una realidad. Del particular, Martín rememoró que la pandemia, en 2020, se convirtió en el telón de fondo  .

Primeramente, analizaron “si la tecnología existía y ver si era viable técnicamente. Hicimos una inversión personal con mi hermano y cuando tuvimos un MPV funcionando -una cámara detectaba y reconocía los números del 1 al 5- nos presentamos en la Agencia Nacional de Investigación e Innovación -ANII-. Su suerte quedó sellada porque el organismo seleccionó a ElDes y los financió. “Hoy ELdeS es la primera y única plataforma en el mundo en funcionar de esta forma y estaremos lanzándola en Agosto en Argentina, adaptada a la Lengua de Señas Argentina (LSA)”.

¿Emocionalmente qué les ha dejado terminar esta plataforma?

Y corrige: “Una plataforma como esta nunca está terminada. Seguimos en constante desarrollo y mejoras. Es además un camino en el que siempre estás aprendiendo y de allí surge el deseo de seguir mejorando la experiencia del usuario con más actividades, formas de interacción y contenido”.

El lado B del emprendedurismo uruguayo no está ajeno: “emprender en Uruguay es muy sacrificado y no es nada fácil, más que nada por el tamaño de la demanda que pueda haber de un servicio o producto, pero creo que si uno tiene el Norte bien marcado y cree en su propuesta de valor, se puede llegar lejos. Nosotros estamos empezando, pero tenemos muy claros nuestros objetivos. Y cuando miramos hacia atrás, desde el día que comenzamos con todo esto y comparamos los objetivos iniciales, los actuales y lo que estamos logrando.. vemos que los tres coinciden! y eso nos pone extremadamente contentos!! Pero no te voy a mentir, emprender es una montaña rusa de emociones y más cuando inventas algo inexistente hasta el momento”.

 

Los hermanos Curzio, salen de frontera en agosto, ya que la plataforma se presentará en Argentina o al menos es la próxima meta. Tienen el respaldo de l Centro Universitario de Idiomas (CUI), Universidad Tecnológica Nacional (UTN.BA) y Señas de Comunicación, referentes en Idiomas, Tecnología y Lengua de Señas + comunidad sorda.

Lo que empezó como una conversación entre hermanos ocupados por la dificultad ajena, cristalizó en una oportunidad. Desandar el camino de la desigualdad evidentemente tiene su inicio en la capacidad de entender que el mundo no está diseñado para todos. Hay que darle el empujoncito que falta.

Martín y Fabián Curzio, así parecen entenderlo.

 

Más información en https://www.eldes.uy/