Saltar al contenido

Dictazuela

14 febrero, 2024

Por Juan R. Rodríguez Puppo 

No debe haber ejercicio más divertido para los políticos de la Coalición multicolor que aguijonear a sus pares del Frente Amplio pidiéndoles que se pronuncien sobre el tipo de gobierno que preside Nicolas Maduro.
No es muy distinto a cuando se les pregunta por Cuba. Pero ya ha pasado a ser un ejercicio que si no fuera por lo dramático de la situación real del país de marras es hasta gracioso ver las reacciones y respuestas.
He llegado a pensar que a veces les preguntamos a propósito y solo para hacerlos calentar y poner nerviosos.
Es además una de las pocas cosas que permean en el periodismo callejero vernáculo. Nuestros noteros siempre tan poco dispuestos a complicar políticos del FA con repreguntas incómodas hacen una excepción con esto de la definición democrática o autocratica de Venezuela.
Se ve que a ellos también les divierte poner nerviosa a una Carolina Cosse o a un Mario Bergara con:
» Dígame Bergara ¿ud piensa que Venezuela es una dictadura???»
Y ahí los tipos empiezan a utilizar 5 o 6 minutos para explicar lo inexplicable.
Eufemismos, silencios para pensar la respuesta o falsas oposiciones son los recursos más utilizados.

En todos estos años hemos escuchado de todo de parte de políticos frenteamplistas. Desde: «Es una democracia diferente» hasta «son realidades distintas a la nuestra en la que hay libertades comprimidas etc etc pero hay que entender que viven hostigados por el imperialismo que quiere imponerse en esas tierras con fines de dominacion»: esas y otras explicaciones o más que nada- excusas las escuchamos mil y una vez. Ni hablar de dichoso bloqueo a Cuba que ha servido para disimular la espantosa administración comunista de recursos materiales y humanos en la isla del Caribe.
Me he preguntado una y mil veces si eso le importa a Juan Pueblo. O mejor dicho si Juan Pueblo va a modificar o no su voto conforme sea la respuesta que ofrezcan los políticos frentistas sobre Venezuela o Cuba.
Siempre llego a la misma conclusion. A la gente le importa 3 pepinos que Bergara, Orsi o Cosse titubeen al contestar esa pregunta. La mayoría de los frenteamplistas hoy son comunistas o pro tupas. Por tanto están lejos de escandalizarse con esto. Los pocos frentistas moderados se sienten incómodos pero entre eventuales alineamientos con los gringos del norte y una licencia romántica con Maduro no les quema demasiado esto último.
Y las respuestas evasivas solo nos molestan a los que estamos convencidos que el socialismo siglo XXI es la peor plaga que nos puede tocar como sociedad.
ENTONCES: ¿HAY QUE SEGUIR PREGUNTANDOLES?
¿VENEZUELA ES UNA DICTADURA?
Aunque más no sea para demostrar hasta donde serían capaces de llevar adelante su ideología, igual creo que la pregunta corresponde hacerla.
No todo lo que moralmente se debe hacer en política reditúa en votos o supone pérdida para los otros. Existe un deber ético de ubicar a un falso profeta en la vitrina de los predicadores del doble discurso. Reditúe o no en las urnas. Los desorienta y les quita autoridad moral a la hora del debate.
Además..gente..créanme me divierte mucho verlos responder nerviosos y caer en contradicciones.
Y de postre un recordatorio. Se da la paradoja que fue durante un gobierno del FA y con la firma del entonces canciller Nin Novoa que el Mercosur por unanimidad suspendió de todo derecho a Venezuela corriendolos del Mercosur.
Por tanto hoy podríamos preguntarles a los políticos del FA:
«Si vos mismo los corriste del Mercosur por violar el protocolo de Usuhia y por ser una Dictadura ¿mijo qué clase de amnesia tenes hoy que no te permite reconocer que vos mismo los expulsaste por ser dictadores?.
Y se da otra contradicción. Nosotros mismos que tanto cuestionamos a Venezuela les hemos enviado un Embajador.
¿No sera hora de revisar la decisión? Pregunto.
Venezuela es Dictadura y pido respeto a mi presidente por agravios recibidos. Todos deberíamos hacer lo mismo asi fue como se actuó cuando nos cortaron los puentes. Pero como dice Perogrullo:
Ellos no son nosotros.
Me despido cordialmente.

Besos Delcy.