Saltar al contenido

¿Francia es África?

15 diciembre, 2022

El nacionalismo europeo va a hacer esta aseveración. No le faltan razones, pero no es verdad. Francia es Francia. Así como Uruguay 1930 era Uruguay y no España o Italia. Los países reciben migraciones y los migrantes van incorporándose a esas sociedades nutriendo la cultura de las mismas con sus tradiciones y ritos, pero también «nacionalizándose» y adaptándose a un nuevo modo de sentir su humanidad. O acaso ¿eso no nos pasó en estas sociedades que vivimos y en estas latitudes?
Por tanto, en lo personal yo tengo cierta aversión con esa visión «nacionalista» y no por los europeos. Ellos sabrán hasta donde les duelen los zapatos. Veo a muchos uruguayos quejarse por el origen africano de algunas selecciones del mundo. La gente va donde no se muere de hambre y así fue que eligieron Francia y fue Francia quien les dio un barrio, un laburo y hasta un techo o una política social. Y lo mismo hizo Alemania o España o quien sea.
No debe caerse en la ingenuidad tampoco. Los países deben tener políticas migratorias. No es posible pensar que puedan caer de golpe 5 millones de tipos a un país y que ese país no haga nada para darle un control o límite a la situación. Pero la historia de la humanidad ha sido así. La gente migra hacia donde existe un futuro.
No obstante ello, cabe hacer algunas puntualizaciones. Todo lo dicho corresponde al mundo del humanismo. Y también de la política. Pero en lo personal soy un defensor de la independencia del futbol respecto de la política. Y el futbol es un gran NEGOCIO.
Y me guste o no, también tiene mucha política. La política de la guita y de los intereses de los más poderosos. ¡VAYA NOVEDAD!.
No se debe caer en la tontería de enojarse (onda adolescente) porque los poderosos mandan. Es la ley de la vida. Pasa y va a seguir pasando. Hay que entenderlo y rebelarse tratando de no estar en el equipo de los más «jodidos». Poco más se puede hacer. Y además entender que también los poderosos se equivocan y pueden perder algunas batallas. Pero en la vida del futbol esos poderosos han logrado ir cambiando normas FIFA en su favor. Por ejemplo, cada vez más ir bajando las edades para llevarse los talentos de las regiones más pobres del mundo e incorporarlos en sus clubes y selecciones. Y ahí es donde nos joroban. En una época teníamos normas que valían que permitían tener a esos jugadores más tiempo cautivos de nuestros clubes. La Fifa cambió esa regla de juego. Ese fue mi descubrimiento aquel día que decidí plantearle a mi club Peñarol que negociara la salida de 3 jugadores antes que un empresario se los lleve gratis para venderlos en el exterior. Nadie me dio bola y así Peñarol perdió fortunas. En fin. Historia vieja que ni quiero recordar. Pero es tal cual lo exponemos desde allí. Viene Italia y nos lleva un menor de edad de 15 o 16 años y se lleva a los padres o a un padre a laburar allá y compra por un palo verde lo que en 5 años venderá en 30 palos. Los scouters ya saben quién pinta para crack a los 13 años y empiezan allí a reclutar despacito.
Y así te desvisten África o América Latina o hasta Eslovenia, Albania o el país que sea. Y acá estoy hablando de futbol y no de política ni nacionalismos. Hemos perdido poder en FIFA. Lo entregó Brasil ese poder y Argentina o se lo “compraron”. Es de tal magnitud la fuga que en un partido Suiza vs Camerún un delantero suizo de origen camerunés le hizo un gol en este Mundial a su país de origen. Se quería “suicidar” en la cancha. Sabía que estaba lastimando a su gente. Y el problema no es político es futbolístico. Las grandes potencias del futbol hacen su negocio y cambian las reglas en su favor. Por ahora todo bien. Están en su derecho. Pero llegará un día que las asimetrías serán de tal porte que no tendrá ni gracia jugar desde estas latitudes contra ningún equipo “europeo”. A nivel de selección por ahora se puede seguir compitiendo con ellos. Argentina hoy es un ejemplo de buen futbol y la verdad es que se merecen ser campeones nos guste Alberto o no nos guste Cristina o Tinelli. Los europeos no podrán nacionalizar ya a Messi.
¡Que miráaaa Boboooo!