Saltar al contenido

Sólo con radares, no se logrará reducir siniestralidad debida a vías y vehículos inseguros

3 marzo, 2023

Escribe: Manuel Da Fonte

Estos últimos días de febrero, han vuelto a ser trágicos en el tránsito, con reiterados siniestros mortales en rutas y ciudades.

Recopilamos 14 siniestros entre los más graves e ilustrativos de un sistema vial inseguro, que determina la muerte y lesiones graves de muchos ciudadanos. Muertes y lesiones evitables, sí se hubiera trabajado en obtener y ofrecer un sistema más seguro, con vehículos y vías de tránsito menos riesgosos. 

Lamentablemente en la mayoría de los casos se insiste en la imprudencia o impericia de los conductores como causa de los siniestros. Sin embargo, en el análisis que haremos, mostraremos como en estos siniestros, hay muchos factores que se podrían haber modificado, que hubieran evitado, o bien el siniestro, o bien las graves consecuencias del mismo. 

 

RACONTO DE LOS ÚLTIMOS SINIESTROS DE FEBRERO

 

  1. Un vuelco de un WV Gol  en el camino al Molino Quemado determinó la muerte de su conductora, una joven maestra. Siniestro fatal en camino al Molino Quemado 

  1. Un peatón resultó con lesiones al ser atropellado por un ómnibus de COPSA, mientras cruzaba el corredor Garzón                 Peatón atropellado por un ómnibus al cruzar el corredor Garzón

  1. Ciclista politraumatizado tras ser embestido por automovilista que se da a la fuga.  El hecho ocurrió a la altura del kilómetro 625 de R 3.
  2. Siniestro de tránsito fatal sobre el camino de acceso a Termas del Arapey, donde una camioneta Mitsubishi L200 volcó. Como consecuencia del accidente falleció una niña de 9 años, y otra quedó politraumatizada grave. Vuelco fatal de camioneta Mitsubishi L 200 en camino a las termas de Arapey

  1. Un choque entre dos vehículos policiales terminó con la vida de un policía y con otros dos atrapados dentro de un Chevrolet Corsa, debiendo ser rescatados por bomberos. Un policía murió en un choque con un móvil policial en Instrucciones y Cno. Colman 

  1. Un motociclista de 23 años falleció tras un siniestro de tránsito en Aceguá.  Circulaba por la ruta 8, en una moto, llevando como acompañante a otro hombre. En la intersección con la calle Combate de Aceguá giró a la izquierda, siendo embestido por el automóvil VW Gol que circulaba en sentido contrario.

  1. Falleció un peatón embestido por ómnibus en ruta 3. Falleció peatón embestido por ómnibus en Paysandú en ruta 3 
  2. Choque de un automóvil contra el guardarrail divisorio en ruta 1 en el desvío a Rosario. Choque contra el extremo expuesto del guardarrail en el acceso a Rosario en ruta 1.

  1. Accidente fatal en Las Piedras: motociclista de 27 años murió al chocar con una bicicleta y caer al pavimento.  Choque entre moto y bicicleta. Falleció el motociclista 
  2. TACUAREMBÓ. Siniestro de tránsito fatal por choque de dos motos en el balneario Iporá.  Dejó un motociclista fallecido
  3. Choque entre  ÓMNIBUS COPSA, CAMIONETA Y CICLISTA en cruce con semáforos.  El hecho ocurrió  en Ruta Interbalnearia y Morelli senda salida banquina sur. Emergencia SAPP constata fallecimiento del ciclista.
  4. Investigan la muerte de un adolescente que fue hallado muerto en la ruta 18, tendido en el pavimento. Se sospecha que fue atropellado, y el conductor huyó del lugar. El cuerpo del adolescente de 16 años fue encontrado en la ruta 18; la víctima fue atropellada mientras caminaba y el conductor escapó.     El  joven que fue hallado sin vida en el kilómetro 11.500 de la ruta al balneario Merín. En determinado momento el joven se retiró y se fue caminando por la ruta.  Después de unas horas, los otros dos, que habían estado consumiendo alcohol juntos,  le solicitaron a dos muchachas que se encontraban en el interior de una camioneta, que los llevaran a Río Branco. Una MENOR, CONDUCTORA de la camioneta,  admite haber impactado contra una persona, pero asegura que ya estaba tirada en el pavimento antes del impacto.

  1. Conductor alcoholizado despista y vuelca en un automóvil Suzuki con resultado de un muerto y varios lesionados graves. Vuelco mortal en Los Cerrillos  Este siniestro es una buena evidencia de cómo se deforma un vehículo de estructura débil y muy inseguro.
  2. Una motociclista fue embestida al intentar girar a la izquierda en ruta 8, por un vehículo que se desplazaba en su mismo sentido, resultando politraumatizada grave. Motociclista embestida en ruta 8 por un vehículo.

 

ANÁLISIS DE SINIESTROS EN PARTICULAR

 

A. VEHÍCULOS DE BAJA SEGURIDAD y VÍAS INSEGURAS

En los siniestros número 1, 4, 5 y 13  aparece como factor causante más importante, el ítem vehículos de muy baja seguridad, cero o una estrella en las pruebas de LatinNCAP.

En dos de los casos, se trata de vehículos que ya tienen muchos años en circulación (en general son mucho más inseguros que los vehículos más nuevos). 

El nivel de seguridad de los vehículos es un factor determinante en las consecuencias graves y mortales de los siniestros para sus ocupantes, que hubieran sido muy diferentes, en caso de haber protagonizado el mismo siniestro en un vehículo 5 estrellas de LatinNCAP.

Resulta muy llamativo que organismos oficiales ofrecen vehículos de tan baja seguridad para la movilidad de sus empleados y funcionarios. Debería tenerse en cuenta la recomendación de Naciones Unidas acerca de la conveniencia de adoptar políticas de flotas seguras en las compras de vehículos estatales. 

En el caso del choque entre los vehículos policiales, se presenta el agravante de QUE NO SE REGISTRARÁ EN LAS ESTADÍSTICAS DE SINIESTRALIDAD VIAL DE UNASEV, (por un criterio cuestionable, dado que por más que un vehículo vaya con sirena abierta, concurriendo a un procedimiento policial, el mismo debe respetar todas las reglas de tránsito, y no exponer a terceros a sufrir daños por un siniestro).

En este siniestro además hay que sumar el factor vía insegura.

El Chevrolet Corsa, donde muere un policía y quedan dos más atrapados, se incrustó contra una cuneta que no está protegida ni por rejilla ni por guardarrail. Este elemento, junto con la inseguridad y antigüedad del vehículo terminan siendo los factores determinantes del desenlace grave y fatal de este siniestro. 

El cruce además posee un diseño vial muy inseguro, con múltiples entrecruzamientos sin advertencia alguna. Podría ser mejor, si se construyera una doble rotonda tipo maní, ampliando ligeramente el área de circunvalación vehicular. 

En el vuelco del vehículo Suzuki, se puede evidenciar en la imagen,  la extrema debilidad estructural del vehículo frente a un vuelco, que lo deja prácticamente irreconocible, y que es el factor determinante del resultado mortal del siniestro. 

Otro elemento a destacar, es la ausencia de ESP o CONTROL DE ESTABILIDAD, en los vehículos participantes de los sinestros.

El ESP podría haber evitado la ocurrencia de algunos de los despistes y vuelcos producidos. La última ley de tránsito aprobada, lo hace un equipamiento obligatorio en todos los 0 km.

Lamentablemente hace ya más de tres años que fue aprobada por el parlamento, pero su reglamentación sigue pendiente.

 

B. PEATONES ATROPELLADOS EN DISEÑOS VIALES INSEGUROS

En los siniestros número 2, 7 y 12, se trata de peatones atropellados por vehículos, dos de ellos en rutas nacionales, y uno en el corredor Garzón. En estos casos debemos destacar en general la falta de sendas peatonales, separadas de las sendas de circulación vehicular o las banquinas, para que los peatones circulen con seguridad.

Los peatones se ven obligados a circular  compartiendo la misma senda que los vehículos. 

En el caso del atropello en el corredor Garzón, su diseño es muy inseguro para los peatones, debiendo cruzar 6 sendas vehiculares, sin que exista un  espacio seguro y amplio de detención para poder realizar el cruce en etapas. 

Observen en la foto, el cordón de 30 cms. apenas, que oficia de separación entre las sendas de circulación de ómnibus con las del tránsito particular. Recordar que por el corredor circulan ómnibus y camiones de gran porte. 

Se imaginan a una persona mayor tratando de cruzar en ese espacio, o esperando sobre ese cordón, mientras ómnibus y camiones le pasan casi rozando su cuerpo.  

El resultado de estos malos diseños viales, en los que no se tuvo en cuenta al peatón, es que en el corredor Gral. Flores, que repite estos errores, desde su modificación,  incrementó por cuatro (400% de aumento) el atropello de peatones grave y mortal, sobre todo por atropellos por ómnibus.

Una objeción que se planteó en este caso, es que el peatón estaba cruzando en el medio de la calle, en lugar de hacerlo en la esquina que tiene un semáforo para hacerlo. 

Sinceramente, creo que en este caso el semáforo, no ofrece un cruce más seguro para el peatón,  dado que en ningún momento existe en ese semáforo una fase exclusiva para el cruce de peatones.

Se habilita el giro a la derecha en conjunto con la luz verde que habilita el cruce de peatones. Además Tránsito de la Intendencia de Montevideo habilitó a girar a la izquierda hacia el corredor Garzón, desde camino Ariel, al igual que lo hizo en otros cruces con el corredor.

Estos giros carecen de una fase propia habilitante en los semáforos, así que se producen en simultáneo con el cruce peatonal, junto con el cruce y giro de vehículos que vienen en sentido contrario. 

Así que el peatón, además de poder completar el cruce de las 6 sendas, en el tiempo que lo habilita el semáforo, debe cuidarse del tránsito que gira a la derecha, que viene de frente, y del tránsito que gira a la izquierda,  que viene a sus espaldas, o viceversa.

Un riesgo mayor para peatones, que explican los muy malos resultados que han tenido los corredores construidos. 

 

 C. CICLISTAS ATROPELLADOS  EN AUSENCIA DE CICLOVÍAS SEGREGADAS

En los siniestros 3, 9 y 11 se trata del atropello de ciclistas por parte de distintos tipos de vehículos, dos en ruta y uno en ciudad.

En todos los casos no existe en el lugar del siniestro una ciclovía segregada que permita a los ciclistas circular separados del tránsito vehicular. 

 

D. SINIESTROS CON MOTOCICLISTAS. MOTOS INSEGURAS Y VÍAS INSEGURAS

En los siniestros 6, 9, 10 y 14 se trata de siniestros donde participan motos con distintos tipos de vehículos.

Hemos advertido mucha veces el pobre nivel de inseguridad estructural y de equipamiento de las motos que se venden en Uruguay. 

El 95 % (o sea, 95 de c/100 motos 0 km) que se venden no frenan adecuadamente!

La ley de tránsito que hace obligatorio sistemas de frenado de mejor calidad en motos, sigue esperando por su reglamentación, a más de tres años de aprobada en el parlamento. 

Más de 200 motociclistas muertos por año, se ve que no es considerado una emergencia por nuestras autoridades, que se toman su tiempo con parsimonia, para adoptar resoluciones que deberían haber tomado hace mucho tiempo. 

En el caso 14, del siniestro en ruta 8, se vuelve a destacar lo riesgoso que es girar a la izquierda desde una ruta, maniobra habilitada por el reglamento, estableciendo en el mismo que se debe colocar lo más a la izquierda de la senda de circulación, lo cual en ruta sin bahía de giro y frenado para girar a la izquierda es una maniobra en extremo riesgosa, dado que ningún conductor espera tener un vehículo casi detenido totalmente, antes de realizar el giro, en el medio de la ruta. 

Es muy difícil percibir si un vehículo delante en la ruta está quieto o en movimiento. La percepción se produce en general cuando ya se está muy sobre el objeto detenido. 

 

En el caso 6, también en ruta 8, pero en Aceguá, donde murió un motociclista, es incomprensible el diseño vial tan riesgoso en ese corto tramo de la ruta 8 que pasa por Aceguá, donde a pesar que existen dos rotondas en los extremos (que deberían transformarse en rotondas cerradas en lugar de partidas),  se habilitan cruces y giros a la izquierda sobre el cantero central entre ambas rotondas. 

Estos cruces sin diseño vial permiten múltiples entrecruzamientos, lo cual genera un riesgo elevado de colisión. 

Estos cruces deberían cerrarse, dado que a escasa distancia existen dos rotondas para cambiar de sentido, o cruzar la ruta, además de que existen sendas paralelas a la ruta para el tránsito local.  Además no podían faltar las clásicas columnas de hormigón sobre el cantero central angosto, por si el riesgo era poco, lo incrementamos un poco más. 

Un riesgo innecesario, que le costó la vida a un motociclista. 

 

E. GUARDARRAILES EXPUESTOS SIN AMORTIGUACIÓN DE IMPACTO

El caso 8 se trata del choque de un vehículo contra la punta del guardarraíl divisorio en la ruta 1, en la cabecera del paso a desnivel en el acceso a Rosario.

Este guardarraíl  ha provocado otros siniestros, algunos mortales, por idéntica causa, y no se ha procedido a su modificación. https://rosarioweb.com.uy/accidente-fatal-en-ruta-1-km-129-radial-rosario/

Cuando se construyó el pasaje a desnivel, para tomar el mismo hay que desviarse hacia la izquierda de la trayectoria que se viene por ruta 1 en dirección Oeste.

De esta forma, si el vehículo continúa en la misma trayectoria que viene por ruta 1, termina impactando de frente contra el extremo del guardarraíl, que no tiene ninguna medida de mitigación o absorción del  impacto, como sí lo tiene el pasaje a desnivel en la entrada del aeropuerto de Carrasco. No se entiende porque ante la reiteración de siniestros en el mismo lugar, incluso mortales, no se adoptó ninguna medida de mitigación. 

Choque mortal contra el mismo guardarrail en ruta 1 en radial a Rosario

 

F. FISCALIZACIÓN INSUFICIENTE

En varios de los siniestros concurre el factor fiscalización insuficiente e ineficaz, para lograr erradicar conductas riesgosas en el tránsito, como ser conductores alcoholizados (apenas el 1% de las multas aplicadas en 2022 lo fue por este motivo), conductores inhabilitados debido a no tener libreta de conducir, o ser menores de edad, vehículos en situación irregular, como motos sin matrícula, y no uso de SRI o sistemas de retención infantil.

Aún no sabemos cuántas multas se han aplicado a nivel nacional por este ítem.

Dado que el uso de SRI es menor al 4% a nivel nacional, en niños mayores a 2 años, se podría pensar que el nivel de fiscalización y sanción en este caso tiende a cero. 

 

A MODO DE CONCLUSIÓN

 

Tal como analizamos en oportunidad de siniestros anteriores, debemos destacar que tanto la ocurrencia de estos siniestros, como sus consecuencias mortales, se producen por una serie de factores concurrentes, destacándose en especial, que ocurren en vehículos inseguros con baja calificación de seguridad, en general de bastante antigüedad, y en vías con muchos elementos de diseño vial riesgoso e inseguro. 

 

El otro factor importante, es la falta de fiscalización, que permite la ocurrencia de siniestros con consecuencias graves por transgresión a normas de tránsito, y además la llegada tardía de asistencia médica al lugar del siniestro. 

 

Como se puede concluir fácilmente, si las autoridades no se enfocan en mejorar estos cuatro pilares básicos de la seguridad vial (vías más seguras, vehículos más seguros, fiscalización adecuada, y asistencia médica post siniestro), intentar mejorar la seguridad vial únicamente en base a la fiscalización de velocidad mediante radares, no logrará mejoras sustantivas y sostenidas en el tiempo, dado que los siniestros se seguirán incrementando, debido a todos los factores causantes contenidos en  los cuatro pilares de la seguridad vial, en los cuales no se trabaja.

 

ALERTA DE SUBREGISTRO DE EVENTOS GRAVES EN ESTADÍSTICAS DE LA  UNASEV

Sobre el siniestro número 5, entre dos vehículos policiales,  con un muerto, dos heridos graves y otros lesionados leves, debemos destacar que el mismo NO SE INCORPORARÁ A LOS REGISTROS Y ESTADÍSTICAS DE SINIESTRALIDAD VIAL, debido a que según el criterio expresado por UNASEV, el patrullero concurría a un procedimiento policial ! 

Debería ser de público conocimiento cuántos muertos y heridos no se incluyen en la estadística oficial de UNASEV, y cuales son los criterios por lo cual se decide contabilizar menos siniestros que los realmente existentes.