La crisis de Peñarol vista por Rodríguez Puppo

SIGLO JODIDO NOS TOCÓ
Pensar que cuando yo me presenté muchos dijeron: No vamos a votar a uno sin plata para presidente. Es probable que no clasifiquemos ni una ronda en la Copa.
Igual agradezco a los que me votaron pero este tipo de comentarios los leí en esa época. Hoy… con el diario del lunes vemos cómo sucedieron cosas mucho peores. La vergüenza de esta Sudamericana es casi imposible de empardar. Ni un equipo boliviano sin historia te hace cero puntos en una serie.
En estos últimos 20 años salvo una excepción la actuación ínternacional del club ha sido paupérrima.
En pocos días se cumplirán 18 años del día que se llevaron los tres mejores jugadores de una generación al exterior a pesar de mi informe jurídico. Y se los llevaron sin pagar un solo dólar. Hubo complicidad o negligencia interna y nadie dijo ni hizo nada. El episodio pasó inadvertido para los Ruglio, JPD y muchos socios de barricada que no le ponen «pienso» al club. Pero esto fue el principio del fin. Nos mostró que estábamos a merced de contratistas o prestamistas, y ese iba a ser nuestro destino.
A mi me hicieron un favor. Me dediqué a otras cosas.
Y respecto de votar a alguien con o sin plata tal vez los que criticaron tenían algo de razón. Yo tambien hice mi autocritica y me retiré. Puede presidir alguien sin patrimonio solo si es alguien que consiga financiamiento sin comprometerlo todo. Pero es peligroso que se presenten personas que no puedan bancar al club en coyunturas jodidas. Y menos tipos que le deben a cada santo una vela.

Los contratistas y los prestamistas te presionan, y si pueden te acogotan para que cedas frente a sus intereses. Un tipo con guita y decente sería lo ideal. ¿Existe? No sé. Pero si sé que al club lo han estado matando en cuotas.

Y ahora llegó Ruglio. Un tipo que vino a dividir a los peñarolenses en temas políticos o sociales, olvidándose que Peñarol es fútbol. Nuestra materia prima son jugadores de calidad y nuestro objetivo es ganar. Lo otro es accesorio.

Los socios volvieron a comprar el verso populista. Es cierto que somos campeones de América en rugby y tenemos buen marketing y secretaria de género etc. Pero si Peñarol fuera una empresa nuestro lucro es ganar campeonatos y partidos. Hemos votado mal y la alternativa es Damiani. Peor que Ruglio no podrá ser. Pero todos sabemos cuál es su modos operandi. Votemos lo que sea pero cambiemos a este populista que tenemos hoy. Si le gusta la política soy capaz de pedirle a Fernando Pereira que lo reclute. Se vienen meses jodidos.
Ajo y agua ahora.

Juan R. Rodrpiguez Puppo