Saltar al contenido

Rusia, sus encrucijadas y crímenes de guerra.

7 junio, 2023

Escribe Giuliano Giupponi.

 

La guerra en Ucrania ya se ha convertido en el hecho más relevante desde todo punto de vista del siglo XXI, transformando el mapa político global y modelando la geoestrategia de todos los involucrados. Desde EEUU a China, pero también en África y Latinoamérica, que se ven afectados en muchos aspectos por las decisiones que se toman en los centros de poder.

  • Tratado START III

El Tratado START III, que preveé la reducción de armamento nuclear y el control mutuo del mismo, es hoy en los hechos letra muerta. Con la suspensión rusa del tratado anunciada en Febrero la viabilidad del desarme nuclear se vio afectada, pero ahora y desde el 1º de Junio es EEUU quien deja de informar sobre su arsenal y prácticas con armamento nuclear. Además el Departamento de Estado resolvió revocar las visas de los inspectores nucleares rusos, lo que opera directamente como una expulsión de los mismos del territorio de EEUU. Ésta medida de retorsión se debe a la suspensión de Febrero, pero también a las constantes amenazas de Moscú sobre el empleo en Ucrania de alguna arma nuclear.
Así lo único que queda como control es el informe previo, para evitar de malos entendidos, de lanzamientos de misiles balísticos intercontinentales (ICBM) desde cualquier plataforma.
EEUU retoma la ventaja estratégica en materia nuclear, ya que el 70% de las plataformas nucleares son en submarinos y le permite a EEUU desplegar sus armas sin informar a Rusia, lo que opera como una amenaza nuclear para el Kremlin.
Ahora cada submarino con capacidad nuclear puede potencialmente tener la capacidad de golpear cualquier ciudad rusa o aliada con armamento nuclear.

  • Invasión a Belgorod.

La Legión «Libertad para Rusia» ha seguido golpeando y cada vez con armamento más pesado a diversas ciudades y aldeas fronterizas con Ucrania. Han tomado decenas de prisioneros y hasta han paseado sus tanques T-72B3 capturados por las localidades. Y aunque Rusia ha tenido una actitud confusa, también se han empeñado en combates en los que han tenido algunas bajas, pero que han inflingido un daño mayor al recibido.
Así Rusia decidió que una fuerza operativa de rápido despliegue constituída por un batallón de paracaidistas le hiciera frente a la situación y formó el Comando Operativo Belgorod para tal efecto. Como todo en Rusia lo primero es unificar la burocracia estatal que es mucha. ëste comando operativo comenzó a funcionar hace aproximadamente una semana a cargo del Coronel VDV (Paracaidista) Andrei Stesev.

Libreta Militar del Coronel Paracaidista Andrei Stesev, jefe del Comando Operativo Belgorod.

El Coronel, el día lunes mientras se dirigía a la zona de operaciones de sus soldados para supervisar la marcha de los combates, fue emboscado en la ruta y luego de un breve intercambio de disparos murió al costado del camino. Se presume que alguna falla en su sistema de GPS GLONASS lo llevó directo a la zona bajo control de la Legión Rusa en su vehículo táctico identificado del ejército ruso.
Es un gran golpe para el despliegue ruso y un «trofeo» importante para los legionarios, que otra vez descabezan un comando ruso.

Mientras ésto sucede la situación política rusa es confusa, el Kremlin no se pronuncia sobre el tema y parece que el Ministerio de Defensa le restase importancia a lo que sucede en Belgorod.

  • Bakhmut

La situación táctica en la ciudad en cenizas sigue variando. Los flancos rusos ceden diariamente terreno, en algunos puntos específicos, unidades de la 74ª VDV bse colapsan y retiran ante los sondeos ucranianos, a diario se reportan avancer ucranianos al norte y sur de la ciudad. El terreno que a Rusia le costó más de 100.000 bajas del PMC Wagner (Según su propio comandante Prigozhin) y casi un año de combates conquistar es perdido a diario por las tropas de reemplazo rusas y chechenas.

Situación operacional en Bakhmut, en dónde aún no se ha dicho la última palabra.

Así al norte, las tropas ucranianas avanzan sobre la ruta E40 rumbo a la intersección con la M03 por 2 flancos ya habiendo liberado Berkhivka y amenazando Krasna Hora. Todas las tierras altas alrededor de la zona de combate se encuentran ya en manos ucranianas y se informa que hay equipos operando en la ciudad atacando la segunda línea rusa dentro de la ciudad. Hoy la situación dentro del este de Bakhmut es muy compleja ya que no hay, aún, un intento por liberar la ciudad, sino pequeñas incursiones comando que toman una misión cumplen su objetivo y se retiran, hostigando permanentemente a los ocupantes y quedando a cubierto de la reacción rusa, que deberá ajustar su esquema operativo para responder a las exigencias que le plantea la táctica enemiga.

  • Guerra interna

La cuestión del Poder entre los bandos rusos lejos está de ser dirimida y las tensiones son constantes. Prigozhin, comandante del PMC Wagner y uno de los factores de poder de Putin, se muestra cada vez más enemistado con los Siloviki rusos, es decir con Shoigu y Gerasimov, los jefes militares, del FSB y de la inteligencia interior y externa. El último incidente fue una escaramuza entre tropas del 72º Regimiento de Rifles Mecanizado y la retaguardia wagnerita que se saldó con 9 soldados muertos y el comandante del regimiento siendo tomado prisionero y exhibido públicamente por los mercenarios como trofeo de guerra, para ser entregado luego de haber sido sometido a diversos apremios físicos, a la policía militar rusa. Claramente la cohesión dentro de las tropas rusas no abunda y los reclutas movilizados en la campaña 2022 que son más del 60% de los soldados presentes en Ucrania no son la fuerza que Rusia necesita para ponerle fin a la guerra en términos que le convengan al Kremlin.
Debido a las disputas y a deficiencias en el mando que ha demostrado Rusia desde el inicio de ésta campaña es que el frente, ahora que las condiciones climáticas lo permiten, se empieza a mover.

  • Duelo artillero

Rusia lleva meses quemando sus misiles en blancos civiles, a diario los misiles rusos caen sobre las ciudades con diversa suerte, en las zonas en dónde las defensas son más densas casi todos los misiles y drones son derribados, en otras ciudades menos protegidas, algunos hacen blanco en casas, escuelas y hospitales. La campaña rusa de bombardeos se torna ya inentendible al desperdiciar sus recursos en objetivos civiles y no militares. Aunque vale aclarar que han habido objetivos prioritarios de defensa ucranianos que han sido alcanzados, son la excepción y no la regla.

En ese intercambio que augura un movimiento mayor en un futura cada vez más cercano, Uc rania está usando los misiles Storm Shadow contra objetivos militares específicos como nodos logísticos y concentraciones de materiales en puertos y en profundidad en la zona ocupada. Hoy todo almacén militar que se encuentre en Ucrania está al alcance de los  misiles y es golpeado cuando se los encuentra. En las últimas semanas además es llamativo el incremento en la destrucción de la artillería rusa.

Parece ser que la estrategia ucraniana es golpear en profundidad la logística rusa con doble motivo, el primero es la destrucción de materiales, y el segundo es que Rusia acorte sus rutas de abastecimiento para que queden aún más expuestos. El beneficio táctico es doble, porque si Rusia no acorta su logística corre riesgo de paralizar su ejército y si las acorta queda al alcance de casi toda la artillería ucraniana y de ser detectados por los diversos medios, desde partisanos hasta satélites como los Maxar o los drones, quedando siempre en riesgo de ataque.

  • Cumbre europea y Moldavia

En Moldavia se celebró una cumbre europea en dónde la conclusión más importante fue que la Presidente moldava, Maia Sandu, le ofreció a Ucrania permiso para operar dentro de su territorio y eliminar cualquier amenaza a su retaguardia. Claramente se refiere a los soldados estacionados en Cobasna que resguardan Trasnitria y el Depósito 1141 de Munición de Artillería y que son aproximadamente 1.500 que controlan el arsenal ruso estacionado allí y que solía ser el mayor arsenal convencional de toda Europa, unas 40.000 toneladas de armamento y munición.

Base de Cobasna, ubicada a 2 kms de la frontera ucraniana.

Ésto planteado frente a todos los presidentes y primeros ministros europeos se parece bastante a una autorización política de Europa y a un nuevo frente para el Kremlin.

Parte del arsenal almacenado en Cobasna, se estima que gran parte del mismo está en malas condiciones.
El acceso al arsenal, para verificar su estado, está prohibido a observadores internacionales.

Éste arsenal situado exactamente en la frontera con Ucrania no parece representar un problema táctico pra Ucrania en caso de querer atacarlo, pero puede potencialmente desatar otro conflicto en Europa con población que aún tiene fuertes vínculos con Rusia.

  • Nova Khakovka
La represa a fines de Mayo 2023.

La represa hidroeléctrica de Nova Khakovka fue socavada en la madrugada del día 6 de Junio y quedó casi completamente destruida. Éste hecho que hace que ambas partes se culpes de los sucedido tiene varios aspectos a analizar. Al romper la presa se liberaron unos 2100 kms2 de agua, más de 18 millones de metros cúbicos de masa de agua que inundarán un área de más de 350.000 habitantes y ponen en riesgo más de 1 millón de hectáreas cultivables en Zaporizhie y Kherson, sumado al abastecimiento de agua dulce a Crimea ya que esa presa abastece el canal de Crimea que brinda agua al sur de Kherson y Zaporizhie, además de la península.

 

El primer aspec

La represa el 5 de Junio 2023.

to es determinar es sobre quien debe recaer la responsabilidad de una destrucción tan catastrófica. La represa estaba en poder de Rusia, y ante el avance ucraniano sobre Kherson, había sido además completamente minada. Pero ésta no fue la causa del derrumbe. Tampoco lo fueron los ataques con cohetes HIMARS a la que fue sometida hasta la liberación de parte del óblast.
Las imágenes satelitales y los testimonios recogidos en primera instancia halan de un socavón generado en el terraplén de la represa. En primera instancia se sospecha de una carga de demolición puesta allí por fuerzas rusas, ya que se reportó previo al derrumbe una gran explosión.
No es posible argumentar de parte de Rusia que Ucrania instaló cargas de demolición sin ser detectados  por las tropas estacionadas y encargadas de la seguridad de la planta hidroeléctrica que volaron un tramo de 200 metros de la represa, esas cosas tan comunes en películas de la Segunda Guerra Mundial de la década de los ’60 no ocurren en la realidad.

La represa hoy.
La represa hoy.

El segundo aspecto a analizar es a quien beneficia inundar esa área. Claramente Ucrania estaba llevando adelante pequeñas incursiones específicas sobre la ribera del Dnièper valiéndose de las islas y del conocimiento de canales y bancos de la zona para enmascarar los movimientos, que eran constantes y cada vez más frecuentes. Ese tipo de operativa se verá frustrada ya que el panorama topográfico del área cambia completamente y los escombros y sedimentos hacen impracticables las incursiones con apoyo pesado al área. Un desembarco anfibio en la zona, que en mi opinión no era una opción, ahora es directamente imposible ya que el puerto de Kherson está bajo agua y no se saben ya las profundidades ni los márgenes en los que quedará el río. Solo del lado bajo control ucraniano de Kherson fueron afectadas unas 20.000 viviendas, ese es el lado «alto» del río. Del lado ocupado por Rusia el panorama es peor.

El Ministerio de Agricultura de Ucrania ya ha valuado las pérdidas en 4 millones de toneladas de granos por la afectación del riego y el 80% de la pesca del Dniêper se perderá, afectando el trabajo de decenas de miles y la alimentación de millones de personas en Europa y el mundo. Inmediatamente en el mundo el precio de los cereales se disparó nuevamente y un nuevo período de volatilidad en los precios se instala gracias a las malas decisiones del Kremlin.

Imagen de la zona afectada por la inundación incluyendo la crecida de los afluentes como el río Inhulets.
Dnièper y sus afluentes en su curso normal previo a la demolición de la represa.

La represa, que producía el 20% de la energía de Ucrania no existe más y esas ciudades ocupadas por Rusia que tenían electricidad solo el 30% del tiempo ahora verán mermado ese flujo de energía.

La voladura de la represa tendrá consecuencias que durarán años, el daño civil es catastrófico. Por su parte Ucrania denunciará a Rusia ante La Haya por enmarcarse dentro de los crímenes de guerra establecidos en el Protocolo Adicional II de 1977 a los Convenios de Ginebra de 1949, artículos 13 a 15.

Los artículos mencionados del PA de 1977 de los Convenios de Ginebra a los que ambos países están obligados.

Cada vez parece que una solución negociada en la que Rusia salga indemne de ésta situación se aleja más.