Saltar al contenido

De Segovia a Montevideo pasaron 2.000 años en vano

12 julio, 2023

Por Juan R. Rodríguez Puppo

FOTO 1- ACUEDUCTO DE SEGOVIA.
Los romanos dominaron Hispania durante 7 siglos.
La historia de dicha dominación no es pareja. Arranca como respuesta a los ataques de Anibal a Roma. El imperio se vio forzado a cortar las rutas de suministro y el apoyo que los africanos recibían desde allí y conquistaron y hasta pactaron con los nativos de la península ibérica.
Siglos de idas y vueltas hasta que con Trajano y principalmente el emperador Adriano a inicios del segundo siglo DC empieza una época de esplendor del imperio. Ellos llevan recursos, cultura, gente y tecnología a todos sus territorios conquistados.
En este caso a Segovia. La espectacular ingeniería hidráulica insuperable en la época. ¿Cómo transportar agua desde donde mana o desde las sierras de Guadarrama hasta las ciudades? Más de 25 mil bloques de piedra granito para invertir en lo más importante en ese entonces. El AGUA.
Los romanos en su esplendor invirtieron en obra pública, que sirvió para transportar agua desde casi el 180 D.C hasta 1973.
En Segovia quedan las construcciones de esa obra y tambien hay otras en distintas partes de Hispania.
Los arqueólogos siguen encontrando más y más pedazos de una civilización que dejó una marca en aquel país para siempre.
Trajano parece haber empezado y Adriano fue el verdadero responsable que a Segovia le llegara el agua. No hubo celo en quien cortaría la cinta. Y por lo visto al menos en Segovia no hay registro de anfiteatro o Coliseo. Pero sí hay de obra pública para el Agua.
Y en el caso de Mérida, donde hay acueducto aún en pie y anfiteatro, les consta a los arqueólogos que primero se hizo la obra esencial del agua y un siglo más tarde el teatro.
O sea, los romanos 2.000 años atrás ya sabían cuales eran las prioridades. Por algo su imperio duró lo que duró y se extendió hasta donde no se pone el sol, como alguna vez alguien dijo del imperio más reciente de Carlos V. Aplica sin dudas para Roma.

FOTO 2- ANTEL ARENA

En un pequeño país de Sudamérica en el que viven nietos y bisnietos de inmigrantes europeos, y en el que no se está acostumbrado a vivir grandes cataclismos ni tragedias, y donde pululan centenares de miles de personas que esperan que papá Estado los proteja de todo mal…una señora rubia más conocida como MI REINA COSSE, y a pesar de las advertencias de sus propios colegas y hasta pares generacionales, se le dio por usar de manera anticonstitucional los recursos que se planificaban para las obras del agua dulce que algún día iba a escasear, en construir un costoso Arena para ser recordada de por vida por su obra.
Fue tan onerosa la obra de la emperatriz Sudamericana que costó 3 veces más de lo previsto.
2.000 años de aprendizaje intergeneracional no sirvieron para que una sociedad moderna en 2015 hubiera aprendido de Trajano y Adriano.
Los romanos de Segovia tomaban agua pura de la Sierra de Guadarrama.
Los súbditos capitalinos de Mi Reina Cosse se duchan hoy a puro cloruro de sodio. Y se quejan porque la culpa es de Pedro, Marìa o José,  y les cuesta desalambrar la memoria y desenterrar los consejos olvidados del Ñato.
Que el Señor lo tenga en la gloria por tan sabios consejos y se olvide de sus fechorías juveniles.