Ventas de 0 km. con predominio de vehículos inseguros

Análisis de las ventas de vehículos 0 km en distintos meses del 2023, confirma que se mantiene incambiado el amplio predominio de vehículos inseguros o de muy baja seguridad entre los modelos más vendidos

La consecuencia de la sobrecarga de impuestos a los vehículos, es que sobrecarga de muertes a los ciudadanos más pobres.

 

Ventas 0 km por mes en 2023

En este mes, los 10 modelos más vendidos de autos sumaron 1784 unidades.

La buena noticia es que el modelo más vendido, es un auto 5 estrellas de LatinNCAP, con 465 unidades vendidas en un sólo mes.

Ello representa el 26% del total de los 10 modelos más vendidos. 

 

La mala noticia, es que el 74 % de los vehículos entre los 10 modelos más vendidos son de baja y muy baja seguridad todos ellos con 3 o menos estrellas de LatinNCAP.

 

El único modelo que alcanzaba las 4 estrellas entre estos, lo hizo hace una década, con un protocolo mucho menos exigente que el actual, y la calificación ya no tiene vigencia alguna. 

 

En todos los meses se reitera una situación similar.

En marzo de 2023 por ejemplo, los 10 modelos más vendidos totalizaron 2.053 unidades.

Entre estos 10 modelos, hay uno solo con la calificación de 5 estrellas en seguridad de LatinNCAP, del cual se vendieron 290 unidades.

Eso representa el apenas el 14% del total de los 10 modelos de mayor venta. 

El resto de los modelos, son todos autos de baja seguridad, que alcanzan apenas entre cero y tres estrellas en seguridad.

 

Este hecho tal vez sea la explicación de la presión por parte de representantes de las empresas importadoras de vehículos para que no se aprueba la reglamentación de la ley de tránsito 19824, la cual establece requisitos obligatorios de seguridad en los vehículos 0 km que ingresen al país. 

 

La ley fue aprobada en 2019, y a 4 años de su aprobación continúa sin ser reglamentada, por lo cual sigue siendo letra muerta. 

https://www.impo.com.uy/bases/leyes/19824-2019

 

Tal vez, también sea la razón por la cual el proyecto de Etiquetado Obligatorio Vehicular con las estrellas de LatinNCAP, que establecen el nivel de seguridad que tienen los vehículos 0 km que se venden en Latinoamérica, sigue encerrado en un cajón de UNASEV, sin que logre avanzar, desde el 2020, hace ya 3 años. 

Propuesta de Etiquetado con estrellas de LatinNCAP presentada a UNASEV

 

Dado la falta de interés de UNASEV en promover el proyecto de Etiquetado, finalmente se logró que el mismo fuera presentado en el parlamento a mediados de este año. Veremos que suerte tiene. 

 

Proyecto de Etiquetado con Estrellas de LatinNCAP fue presentado en el parlamento

 

En cambio, sí se aprobó el Etiquetado sobre eficiencia energética de los vehículos favoreciendo a los vehículos híbridos y eléctricos.

Es difícil de entender la razón por la cual se permite el Etiquetado sobre el tipo de energía que utilizan los vehículos, y no se promueve el Etiquetado que alertará sobre el nivel de riesgo al que se exponen los usuarios al utilizar vehículos de muy baja seguridad. 

¿Será que como afecta sobre a los más pobres, no es un problema que sea percibido como urgente y grave, por parte de las autoridades y de los políticos?

Etiquetado sobre eficiencia energética de vehículos

 

Salvo que pensemos que la industria está muy interesada en promover e incentivar la venta de vehículos eléctricos, que son mucho más caros que los vehículos con motores convencionales a combustión. 

 

Es también difícil de entender la razón por la cual el Estado renuncia a cobrar impuestos sobre los vehículos híbridos y eléctricos, mientras sobrecarga de impuestos a los vehículos más seguros. 

 

Exoneración de IMESSI a vehículos eléctricos

 

Resultado de la política impositiva sobre los vehículos es que la mayoría de la ciudadanía no tiene derecho a viajar en vehículos seguros

 

Esta política impositiva enormemente distorsiva es sin lugar a dudas, la principal causa del predominio amplio de vehículos inseguros y riesgosos dentro de las ventas de 0 km. en Uruguay, lo cual es una conclusión  evidente al analizar las cifras de ventas de vehículos. 

 

Pero además tiene un efecto muy dañino e injusto, dado que una política que pretende redistribuir riqueza a través de una política impositiva con cargas muy altas sobre los automóviles, considerados bienes suntuarios,  lo que termina redistribuyendo es siniestralidad vial hacia los pobres, que viajan como motociclistas, o en vehículos viejos y/o inseguros.

 

Una situación muy diferente se observa si analizamos las ventas de vehículos de mayor valor, tipo SUV también llamadas camionetas. 

 

En el mismo mes de octubre que analizamos para los vehículos de bajo costo, si vemos lo que ocurre en el segmento de vehículos de mayor valor, vemos que se vendieron en total 550 unidades entre los 10 modelos más vendidos del sector. 

En estos 550 vehículos hay 4 modelos que son 5 estrellas en seguridad totalizando 302 unidades vendidas, lo cual representa el 55% del total. 

Comparen esta cifra, que supera la mitad (55%) de los vehículos del segmento de mayor valor,  con el 14% o el 26% que tenemos en el segmento de vehículos más económicos. 

 

En septiembre de 2023, en el segmento de vehículos de mayor precio, vemos que entre los 10 modelos más vendidos del sector se vendieron 561 unidades, entre las cuales hay 5 modelos con 5 estrellas de LatinNCAP, sumando un total de 371 unidades. 

O sea que en septiembre de 2023 entre los 10 modelos más vendidos de SUV, hay un 66 % de vehículos 5 estrellas en seguridad.

Nuevamente hagan la comparación con lo que ocurre en el segmento de vehículos más económicos, donde hay un sólo modelo 5 estrellas y que representa apenas la cuarta parte o la séptima parte del total de unidades vendidas, según el mes que se considere. 

Esto refleja claramente y confirma lo que afirmé antes en el artículo publicado en mi blog y que cito más arriba:  

“Como la mitad o más del valor de un vehículo son impuestos, los autos seguros en Uruguay son muy caros, y resultan accesibles solo para las franjas de mayor poder adquisitivo.

Como los precios de venta son muy altos, luego las patentes y los seguros también son inaccesibles para la mayoría de la población.

 

Como resultado de lo anterior, la mayoría de la ciudadanía no tiene derecho a viajar en vehículos seguros, y más de la mitad del parque automotor está formado por motos, que aportan la mitad de los muertos y las dos terceras partes de los heridos.

 

De esta forma, una política que pretende redistribuir riqueza a través de una política impositiva con cargas muy altas sobre los automóviles, lo que termina redistribuyendo es siniestralidad vial hacia los pobres, que viajan como motociclistas, o en vehículos viejos e inseguros”. 

 

Los sectores más pudientes de la sociedad logran viajar en vehículos más seguros, por lo cual se ven mucho menos afectados por la epidemia de inseguridad vial.