Alquileres aumentaron 2,8% menos que la inflación en 2022

El barrio más caro de la capital fue Carrasco, con un promedio de alquiler de 42.380 pesos, más del doble del nacional y Río Branco localidad más barata con un promedio de 11.045 pesos.

Según el último informe de Indicadores de Actividad Inmobiliaria elaborado por el Instituto Nacional de Estadística, mientras que la inflación el año pasado acumuló 8,3%, el precio de los contratos vigentes lo hizo un 5,5%.

Se registraron 83.907 contratos —una variación mensual del -0,05%—, un aumento interanual del 0,30%.

El promedio de los alquileres vigentes a nivel nacional es de 18.107 pesos, lo que implicó un aumento mensual del 0,51% en diciembre de 2022, una variación interanual del 5,8% y una acumulada de 5,5% (2,8 puntos porcentuales por debajo de la inflación del 8,3% del año pasado).

Del total de contratos vigentes, el 77,3% pertenecen a Montevideo, un 11,7% a Canelones, seguidos por Colonia, Maldonado, Paysandú, y San José, que cuentan con un 1,5% cada uno. En Montevideo, se registraron unos 64.875 contratos el pasado diciembre, reportando un incremento del 0,29% en la cantidad, con respecto al mismo período de 2021.

El promedio de los nuevos contratos en Montevideo es de 18.262 pesos, es decir, 588 pesos más bajo que el de los vigentes en el departamento, de 18.850 pesos. No obstante, tanto promedio de los nuevos contratos y los que están en vigencia dentro de Montevideo son mayores a los del promedio nacional (155 pesos y 743 pesos respectivamente).

En Montevideo, el barrio donde más aumentó el alquiler fue Carrasco con un 2,11%, y en el otro extremo se registró una baja del 0,01% en Flor de Maroñas. Además, el precio promedio de un edificio de renta fue de 16.600 pesos, el de una propiedad horizontal de 18.321 pesos, y el de una propiedad común de 19.001 pesos.

A nivel país, el departamento con arrendamientos más accesibles fue Cerro Largo con un promedio de 11.785 pesos, con Río Branco como su localidad más barata, registrando 11.045 pesos de media. Además el departamento que presentó el mayor aumento de precios fue Treinta y Tres con un 1,680%, y la mayor caída fue la de Tacuarembó, donde bajaron un 0,8%.