Heber afirmó que los cambios son para generar «una nueva etapa que consolide los éxitos» de su cartera

El ministro del Interior, Luis Alberto Heber, informó sobre los relevos en la cúpula de la Policía Nacional, quiénes estarán a cargo y descartó que estos cambios «tengan que ver con otros asuntos».

Tras conocerse la noche anterior los cambios definidos entre el secretario de Estado y el presidente Lacalle Pou al viralizarse audios de los jerarcas Diego Fernández, director Nacional de Policía y Jorge Berriel subdirector ejecutivo de la Policía anunciando que habían sido removidos de sus cargos por orden presidencial, este miércoles el ministro Heber convocó a los medios para hacer una declaración en la que señaló que los cambios responden a una segunda etapa para los próximos dos años de administración.

Heber expresó que los cambios responden a una «nueva etapa donde se consoliden los éxitos que ha tenido este Ministerio del Interior en la lucha contra el crimen organizado», habló de “grandes logros” por parte de su cartera en la lucha contra el narcotráfico, aunque señaló que la nueva etapa que se iniciará en semanas es para “ir a más”.

El ministro destacó «muy especialmente» el trabajo realizado por Diego Fernández, quien estaba presente, agradeciéndole los servicios prestados, «que han generado dinamismo en la Policía, orden, trabajo, vocación de servicio, profesionalismo”, subrayó Heber.

Desde el 1 de marzo la nueva conducción la liderará el jefe de Policía de Florida, José Manuel Azambuya —ex director de la Policía Científica, acompañado por el jefe de Colonia, Jhonny Diego, y el titular de la Dirección Nacional de la Educación Policial, Efraín Abreu.

En tanto el presidente Lacalle Pou luego de participar en un acto de cambio de mando en un cuartel de Blandengues en Pérez Castellanos no hizo declaraciones públicas aunque fuera de micrófonos señaló que no fue él quien pidió los relevos sino que fueron «sugerencias» del ministro del Interior, Luis Alberto Heber.