Saltar al contenido

Ministro Da Silveira negó que haya jerarcas involucrados en supuesto rastreo a docentes y alumnos

7 febrero, 2023

El secretario de Estado expresó su preocupación por la filtración de los audios del caso del ex custodio presidencial, Alejandro Astesiano, y apuntó a la Fiscalía.

A propósito de los audios en los que Astesiano habría accedido al pedido de un policía para rastrear los teléfonos de los docentes y estudiantes del liceo 41 de Montevideo, el ministro de Educación y Cultura, Pablo da Silveira dejó claro que no hay ningún jerarca involucrado.

Sobre el particular agregó que “Involucran a la educación. Hay unos señores que no tienen ninguna clase de vínculo con ningún proceso de decisión en la educación, que dicen cosas que ni siquiera se sabe muy bien si ocurrieron o no. Me parece que no tenemos que confundir palabras dichas por gente que ya sabemos que no se puede confiar mucho en lo que dicen, con presunciones, con hechos”.

Da Silveira deslindó todo tipo de responsabilidad y conocimiento sobre el tema “Yo no tengo nada que explicar al respecto. Yo no tengo absolutamente nada que ver con eso. No sé quién es este señor que aparecía en esa conversación, ninguna clase de vínculo con eso. Me parece que se está tirando a boleo por razones políticas, tratando de involucrar y ensuciar gente que no tiene nada que ver con ciertas cosas que se dicen”, dijo.

El ministro señaló “No demos por hecho que porque se dijeron ciertas palabras o se escribieron ciertas palabras en un Whatsapp, eso significa que hay una responsabilidad de autoridades o que efectivamente pasó. Creo que hay que separar bien las dos cosas”.

El jerarca subrayó que “Hay una preocupación previa que es que nos tomemos con tanta naturalidad las filtraciones de Fiscalía”.

Da Silveira se tomó el tiempo para hacer un llamado de atención “Creo que eso puede tener consecuencias embromadas. Una persona que tenga datos sobre un narcotraficante va a ir a Fiscalía a hacer la declaración, pensando que una semana después puede estar en la prensa, y que eso puede tener consecuencias sobre su seguridad o sobre su vida. Creo que ahí hay un problema” expresó el ministro.