Saltar al contenido

Los Otros Héroes del 9 de Febrero

9 febrero, 2023

Naturalmente, no fue el Contraalmirante Juan José Zorrilla el único héroe de esta jornada. Junto a él participaron de la defensa de las instituciones Oficiales, Personal Subalterno y hasta Reservistas, que posteriormente debieron pagar caro su acto de apego a la legalidad.

Esos Oficiales fueron luego destituidos de la Armada Nacional por haber sido leales a la plena vigencia de la Constitución y de las instituciones democráticas, castigados en base al infame artículo 192 del Decreto Ley N° 14.157.

Así, fueron barridos del cuerpo de Oficiales de la Armada Nacional aquellos a quienes se reconoció como los Oficiales leales a la plena vigencia de la Constitución de la República.

Otros en tanto fueron renunciando paulatinamente a la luz de los desplantes recibidos, mientras que cuerpos enteros de la Armada sufrieron todo tipo de represalias, como la Prefectura Nacional Naval, que se viera totalmente devorada por los organigramas dirigidos por los CG, hasta verse limitada hoy en día a ser una mera caja recaudadora para la Armada Nacional.

Lamentablemente, por la propia lógica de los hechos, donde ninguno de estos héroes buscó protagonismo y cumplido su deber se retiraron a su vida normal, se han perdido muchos nombres que deberían recibir el honor de la historia.

No obstante, en los casos más significativos el régimen golpista no tuvo más remedio que dejar testimonio oficial de esos abusos, y así hoy podemos conocer a las principales figuras que años después, a través de la Ley 17.358 del año 2001, recibieron el reconocimiento oficial y vieron reconstruida su carrera.

Así, se concedió por el Poder Legislativo, en acto único en virtud de la justicia histórica del hecho, el grado de Contraalmirante a los Señores Oficiales

José Bello,

Raúl Bianchi,

Mario Bolívar,

Miguel Butteri,

Enrique Chabaneau,

Félix Crosa,

Alberto Da Costa,

César A. Dupont,

Nelson L. Elena,

Walter Fernández,

José Fernández Izmendi,

Julio César Franzini,

Alberto Giambruno,

José González,

Ebert Grasso,

Milton Laens,

Carlos Landoni,

Werner Lebel,

Noel Mancebo,

Pedro Márquez,

Hugo A. Martini,

Gustavo Mestre,

Bernardo Piñeyrúa,

Héctor Tebot  y

Juan Volpe,

a cuyo justo reconocimiento y homenaje nos sumamos desde estas líneas.

Asimismo, también resulta de justicia reseñar dos personalidades que han quedado un tanto rezagadas por la historia, a saber los Sres. Generales del Ejército Nacional César Martínez y José Verocay, quienes ocuparan la Comandancia del Arma en circunstancias muy atípicas.

El General César Martínez, quien había sido elevado al generalato justamente por el Ministro Francese en su anterior gestión, fue el primero en advertir a éste de los problemas que se estaban generando en el arma por la presión de los oficiales golpistas, y apenas tuvo en claro que no podía controlar esas acciones de sus subordinados no dudó en presentar su renuncia indeclinable y abandonar con honor una posición que le exigía cruzar líneas morales que no estaba dispuesto a sacrificar.

A su renuncia debió asumir el cargo el Señor General José Verocay, lo que fue desconocido por el sector golpista del Ejército.

Su período como Comandante en Jefe no llegó a 48 horas, en tanto sus colegas golpistas le concedieron el más alto honor, desconocer su autoridad y prescindir por completo de la Comandancia, pasando a actuar como vocero y cabeza del arma el Comandante de la Región Militar N° 1, General Chiappe Posse.

No fue una acción extraña, en tanto era conocido ampliamente el carácter democrático y legalista del General Verocay, que de ninguna manera acompañaría el levantamiento militar contra la Constitución, como en efecto sucedió, pasando a retiro voluntario apenas consumado al golpe.

Otros Oficiales del Ejército que no acompañaron las acciones golpistas de 1973 fueron posteriormente también radiados del arma en los años siguientes  por el insidioso Artículo G, y posteriormente recibieron el reconocimiento de la historia, siendo elevados al rango de General que les hubiera correspondido en justicia, entre otros los Señores Oficiales Guillermo Ramírez, Luis A. Barreira, Salvador N. Brasca, Venancio Caballero, Armando Chucarro, Darío S. Corgatelli, Florencio N. Godoy, Julián H. Gossio, Paulo N. Heguerte, Ruben A. Lizarralde, Eudoro L. Melo, Ruben C. Méndez, Oscar L. Olivera, Fructuoso Rivera, José S. Severo, Arturo Silva, Aníbal J. Sosa y Elbio M. Umpiérrez.