Saltar al contenido

A 50 años del golpe, una mirada polifónica y cuestionadora.

12 febrero, 2023
Camino al golpe de estado, libro editado por Federico Leichet, con Mercedes Vigil, Rodolfo Fattorusso, Alvaro Diez de Medina, Diego Andrés Díaz y Roque García

 Los sucesos de 1973 siguen presentes en la historia nacional, por lo que no extraña una nueva incursión editorial sobre ellos. Lo novedoso es que «Camino al Golpe de Estado» es una obra colectiva, donde cinco autores que no temen ir contra la corriente aportan puntos de vista distintos sobre las diversas “historias oficiales”, bajo la coordinación de un editor que ha hecho del cuestionamiento un estilo de vida, lo que da como resultado una obra imprescindible.

 Un Libro, Varias Voces

Camino al golpe de estado, libro editado por Federico Leichet, con Mercedes Vigil, Rodolfo Fattorusso, Alvaro Diez de Medina, Diego Andrés Díaz y Roque García

 

“Camino al Golpe de Estado” se titula la obra, editada por Federico Leicht, que reúne a Mercedes Vigil, Álvaro Diez de Medina, Rodolfo Fattorusso, Diego Andrés Díaz y Roque García quienes brindan cinco visiones desde diferentes ámbitos sobre los sucesos que llevaron al Golpe de Estado hace medo siglo.

Así, Mercedes Vigil y Diego Andrés Díaz se encargan en sus respectivos capítulos del estudio sobre el rol desempeñado en aquellos años desde la cultura por los “intelectuales nacionales”, convencidos del inexorable determinismo que pondría fin a la alienación capitalista.

Diez de Medina y Roque García, en tanto, abordan el tema militar, introduciendo al análisis elementos de la realidad social, política y cultural de la época, así como el papel desempeñado por entonces por el Gobierno y las grandes corrientes políticas, con sus eventuales cuotas de responsabilidad.

Finalmente, Rodolfo Fattorusso asume el desafío de examinar el contexto internacional de la época, en un mundo conflictivo como siempre pero que empezaba a experimentar una nueva forma de globalización, tras la Segunda Guerra Mundial, con Cortinas de Hierro, colonias luchando por su independencia, y atronadores cantos de sirena que anunciaban la llegada de El Hombre Nuevo.

Un Editor

Federico Leicht, editor del libro Camino a u golpe de estado

 Sobre el numen de esta obra Contraviento consultó a su Editor, Federico Leicht,  quien deja entrever que se trata de una idea largamente meditada.

“Sentimos estar frente a un monopolio del relato hegemónico, que apenas se comienza a recorrer hace muy trabajoso el abordaje de nuestra historia reciente y hasta de la actualidad, en tanto ese relato parte de consensos dictados por quienes fueron parte activa y fundamental de los problemas de entonces.

Por eso, este trabajo, desprovisto de toda corrección política dominante, pretende superar los estudios académicos centrados en el carácter autoritario de los gobiernos democráticos en el período anterior al golpe, para abordar en cambio la crisis política, social y cultural que lo antecedió.

Así, nos planteamos focalizar cinco análisis específicos realizados por cinco autores en el campo de su especialidad, con el objetivo de brindar herramientas cognitivas, políticas, éticas y estéticas cruciales para alcanzar objetivos básicos en materia de balance histórico frente al monopolio intelectual y moral del relato hegemónico, afrontando críticamente el pasado, y también la actualidad controversial que define el trabajoso abordaje de nuestra historia reciente.

No nos movió para esta obra el deseo de convencer, sino de cuestionar. Si logramos que estos materiales ayuden a ampliar los límites del debate y se comience a interpelar a las verdades establecidas nos sentiremos satisfechos.”

Roque García: «6 meses, 50 libros, cientos de charlas»

Roque García, uno de los autores del libro Camino al Golpe del Estado

Contraviento también tuvo oportunidad de dialogar con uno de los autores, Roque García, quien tuvo a su cargo un capítulo íntimamente ligado a su especialidad, el ámbito militar y todas sus correlaciones con la sociedad de entonces, lo que determinó un trabajo que, según manifiesta, «puede ser difícil de leer y fue mucho más difícil de escribir».

“Fue un desafío enorme, que tomé como un honor y con toda seriedad. A lo largo de unos seis meses pasaron por mis manos más de medio centenar de libros, consulté centenares de publicaciones, incluso algunas inéditas recientemente desclasificadas en el Archivo de la Cruz Roja de Suiza, y fundamentalmente hablé con centenares de personas, casi que podría decir que con todos los que quisieron atenderme, de todos los bandos y orientaciones posibles de aquel entonces.

A todos ellos debo agradecerles, no solo por sus aportes para el libro sino por el cambio que ayudaron a operar en mí. Cuando empecé esta investigación tenía una idea que creía bastante firme sobre los hechos que llevaron al Golpe de Estado, pero descubrí que en realidad no sabía nada, y descubrí cosas, algunas muy a la vista, otras no tanto, que me llevaron a cambiar totalmente mi posición original.

A vía de ejemplo, hubo un antes y un después del 15 de abril de 1972, con la declaración del estado de guerra interno tras los atentados del MLN del día anterior, que dejaran seis muertos, lo que significó la incorporación de las Fuerzas Armadas a la lucha antisubversiva. Uno pensaría que eso requería de la mayor coordinación, control y seguimiento. Sin embargo, a partir de esa fecha y hasta el golpe de estado, poco más de 10 meses, hubo 4 diferentes titulares en el Ministerio de Defensa, a saber el Gral. Magnani, los Dres. Legnani y Malet y finalmente el Gral. Francese, lo que avienta cualquier idea de seriedad en la conducción que se pudiera tener.

A su vez cuesta creer que el Gobierno de la época no tuviera conocimiento de lo que sucedía en los cuarteles, cuando el Batallón Florida, mayor centro de torturas por entonces y donde se produjeran las principales negociaciones entre militares y tupamaros, se hallaba a la sazón comandado por el Teniente Coronel Carlos Legnani, primo hermano del Ministro de Defensa Nacional de la época.

Eso, y muchas otras situaciones, me llevaron a cambiar por completo mi óptica sobre el tema y creo que es uno de los elementos que todos buscamos y que está presente a lo largo de toda la obra, aportar elementos para cuestionar lo establecido. Por eso creo, más allá de que me competen las generales de la ley, que vale la pena leerlo y que, en el acuerdo o en el disenso, es un trabajo que perdurará.”


“Camino al Golpe de Estado” es un producto de Ediciones de la Plaza, de 140 páginas y puede obtenerse, a un costo de $ 760, en las principales librerías de Montevideo o por Mercado Libre para el resto del país.