Saltar al contenido

65 muertos en Brasil por histórico temporal de lluvias

26 febrero, 2023

Por las lluvias torrenciales que azotaron el sureste de Brasil, el número de personas fallecidas se elevó a 65, informaron este domingo las autoridades tras el hallazgo de otro cadáver una semana después del temporal.

“Hasta el momento se confirmaron 65 muertos”, de los cuales ya fueron identificados “21 hombres, 17 mujeres y 19 niños”, informó por la noche en un comunicado el gobierno del estado de Sao Paulo, que por la mañana había reportado 64 fallecidos.

La ciudad de Sao Sebastiao, situada a unos 200 kilómetros de Sao Paulo, se llevó la peor parte, con 48 de las víctimas mortales registradas, aunque también se vieron afectadas localidades cercanas como Ilhabela, Caraguatatuba, Bertioga y Ubatuba.

Sao Sebastiao, un destino turístico de playa a unos 200 km de la ciudad de Sao Paulo, recibió más de 680 milímetros de lluvia en 24 horas el fin de semana pasado, más del doble de lo esperado para todo el mes y el mayor volumen acumulado en un día en la historia de Brasil, según las autoridades.

Tras el hallazgo de otro cuerpo sin vida la tarde del domingo, las autoridades concluyeron la búsqueda de desaparecidos en la región más afectada por el temporal, el barrio Vila do Sahy, según publicó el canal de noticias GloboNews citando fuentes de la Defensa Civil.

El gobierno de Sao Paulo, que durante la semana llegó a reportar una treintena de desaparecidos, no respondió las preguntas sobre si proseguía la búsqueda en otros lugares. Más de 4 mil personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares, según el último balance oficial.

El Centro Nacional de Monitoreo y Alertas de Desastres Naturales (Cemaden) alertó a la población de Sao Sebastiao sobre la posibilidad de que ocurran “deslizamientos residuales” en las próximas horas debido a “chaparrones aislados” previstos en la región para el lunes.

Aunque “no se trata de eventos generalizados ni de la misma magnitud que los del pasado fin de semana”, ponderó.

El gobernador de Sao Paulo, Tarcísio de Freitas, admitió que el sistema de aviso a la población por mensajes de texto no fue suficiente para evitar la tragedia y anunció la instalación de sirenas en áreas de riesgo y la construcción de viviendas para los desamparados.

Las lluvias torrenciales provocaron deslizamientos de tierra e inundaciones en las ciudades costeras del estado más rico de Brasil.

Expertos atribuyen este tipo de eventos extremos a una combinación de los efectos del cambio climático con una urbanización descontrolada. En Brasil 9.5 millones de personas viven en áreas de riesgo sujetas a deslizamientos o inundaciones.