Saltar al contenido

Una jugada de riesgo

24 abril, 2023

Escribe Giuliano Giupponi.

En las últimas horas han habido movimientos audaces en parte de la línea de contacto con respuestas asombrosamente limitadas de parte de las tropas rusas.
Está más que claro que ambas partes están a la espera del inicio de acciones ofensivas ucranianas, las que se anuncian inminentes aunque no se sabe a ciencia cierta en qué lugar ni cuando iniciarán.
No obstante hay algunos puntos que si se pueden establecer, en los territorios ocupados hay un acción partisana que se ha incrementado en los últimos días, las fuerzas ucranianas llevan dos semanas sondeando las defensas y tiempos de reacción rusos en toda la línea de contacto, Rusia está concentrada completamente en la toma de Bakhmut, Avdiivka, Marinka y Vuhledar.

Ésta concentración rusa ha permitido que ciertas fuerzas menores ucranianas operen en parte de los puestos de avanzada establecidos por Rusia con relativa libertad.
Es en éste marco que podemos informar, ya que recibimos información del ISW (Instituto para el Estudio de la Guerra) y confirmación por fuentes rusas, que las fuerzas ucranianas se establecieron en el margen este del río Dnièper a través de una operación anfibia. Esas tropas, de las cuales no podemos precisar su tamaño, sus objetivos o su alcance, se establecieron ya en la carretera E97 que conecta el Puente Antonivsky con Kherson. Puente que fue volado por las tropas rusas en su repliegue de la zona. La aldea de Dachy estaría completamente ocupada por tropas ucranianas y las tropas rusas se retiraron a la última línea de defensa de la ciudad de Oleshky.

Mapa de la zona controlada por las tropas rusas en su repliegue a Oleshky.

Cabe destacar que en la región que mencionamos hay identificados positivamente al menos una brigada aerotransportada rusa, un regimiento de asalto aéreo y un regimiento de infantería motorizada que podrían tomar acción sobre la audaz operación ucraniana. Presumiblemente éstas unidades estarían bastante degradadas en su número y las habrían movido del frente en primera línea a ésta zona relativamente tranquila para estar a la espera de su reconstrucción. Es llamativo que a pesar del desembarco y de la cobertura artillera ucraniana, las respuestas rusas han sido débiles y esporádicas.

Mapa de la zona al Este del Dnièper que ahora controla Ucrania.

La ciudad de Dachy se cuenta ahora como parte de los territorios liberados y hay varias hipótesis de porqué se llevó a cabo ésta operación y que haya tenido una respuesta tan débil.

En primer lugar hay actividad partisana en la región y es probable que el desembarco y el establecimiento de posiciones defensivas estén orientadas a dar soporte real a acciones de mayor envergadura en los próximos días o semanas.
Segundo, es también probable que se haya dado inicio a un sondeo en profundidad como parte de una acción mayor del ejército ucraniano. Si se aprovecha la falta de control ruso sobre el río Dnièper, se podría establecer una o más cabezas de playa que fijen unidades rusas al terreno. Éstas no podrían empeñarse en el apoyo en otros sectores del óblast cuando la acción mayor dé comienzo.

Podemos adelantar que si la ofensiva tuviera como objetivo Melitopol, ahora con ésta acción ofensiva ucraniana las tropas rusas deberían pelear en dos frentes igualmente peligrosos, uno que está relativamente fortificado, como la zona de Zaporizhie y otra que es el vientre blando ruso en la zona de Kherson. También se puede afirmar que de escalar el actual desembarco ucraniano es una amenaza real y de la mayor importancia para Rusia, ya que se pone en riesgo el control del único abastecimiento de agua potable de la península de Crimea y sus más de dos millones de habitantes. Rusia al no tener un control efectivo del aire y un nulo control sobre el río Dnièper pone en una situación difícil no solo a Crimea , en dónde los reportes de fortificación de los pasos llevan semanas, sino también al grueso de las tropas en la zona que están en la región de Energodar y su planta nuclear, la mayor de Europa y el único logro económico concreto del Kremlin en ésta etapa de la guerra. Perderla conllevaría una derrota política de proporciones incalculables.

Esperemos que pase el tiempo y se aclare el panorama para seguir informando sobre la guerra en Europa.