Montevideo, la ciudad sin rotondas

Por Manuel Da Fonte 

Montevideo ofrece una particularidad que incrementa la inseguridad vial, que sería fácilmente mejorable, si transformara un gran número de intersecciones, en general múltiples, que pudiendo tener el diseño de rotondas cerradas, tienen diseño de rotondas partidas, que son mucho más riesgosas, o preferencias de circulación como si no fueran rotondas.

 

Esto, junto con la falta de señalización en muchos casos, genera gran confusión en el tránsito, y una sobrecarga de trabajo importante para los conductores, dado que al enfrentar cada uno de estos cruces, hay que estar adivinando cómo se debe circular en el mismo, y cómo son las preferencias. 

 

En los casos en que tienen alguna de las calles pasando por el medio del cruce, se generan múltiples trayectorias entrecruzadas con giros a la izquierda, lo cual incrementa nuevamente la carga de trabajo de los conductores, y el riesgo de colisión, dado que hay muchas más oportunidades de cruzarse con otro vehículo. 

 

En el siguiente link, pueden ver la explicación detallada de porqué un cruce tradicional genera mucho mayor riesgo de colisión, que uno con diseño de rotonda cerrada. 

Principios de seguridad en las intersecciones

 

EL EJEMPLO DE LA CIUDAD DE CARMEL EN INDIANA

 

En EE.UU. existe una ciudad que ha tomado la iniciativa para modificar muchos de sus cruces en rotondas cerradas, teniendo como objetivo principal, la seguridad vial, sustituyendo cruces tradicionales con cartel de PARE, o con semáforos, por rotondas.  

La pequeña ciudad de Indiana que está obsesionada con las rotondas

 

Comienza diciendo la nota: “Los amantes de las rotondas, diseño vial con un récord de seguridad que las avalan, deberían considerar mudarse a Carmel, Indiana. 

La ciudad recientemente inauguró su rotonda número 100, afianzando su estatus de «Diosa” de las Rotondas en Estados Unidos”.

“La incorporación, a lo largo y ancho de la red, de modernas rotondas ha dotado a las calzadas de Carmel de un flujo estable que ha reducido, de forma dramática, los accidentes”. 

 

La Administración Federal de Autopistas indica que en torno a estas disminuyen los accidentes severos en un 80 %, respecto de las intersecciones con semáforos o señales de PARE.

 

Las rotondas, como no requieren que los vehículos esperen detenidos los cambios de luz en los semáforos, determinan un  ahorro de combustible anual de cerca de 24,000 galones de gasolina por cada una de ellas. 

Son 90.000 litros de combustible que se ahorran por cada rotonda, y ello ocurre sólo por modificar el diseño vial, sin necesidad de cuantiosos subsidios para incorporar vehículos eléctricos o híbridos que quemen menos combustible. 

Si se hicieran 100 rotondas, sustituyendo semáforos y cruces tradicionales, podríamos evitar la quema de 9.000.000 de litros de combustible por año, en forma indefinida. 

 

Además evitaríamos la muerte de 8 de cada 10 personas que se morirían en cruces con semáforos o con cartel de PARE.

Por lo tanto, las rotondas determinan beneficios ambientales además de mejorar la seguridad vial, debido a que fomentan el tráfico a baja velocidad, dándole fluidez, y mayor seguridad. 

 

Entonces nos preguntamos: ¿Por qué no existe en Montevideo, y en otras ciudades, la práctica generalizada de construir rotondas?

 

ALGUNOS EJEMPLOS DE CRUCES PASIBLES DE ESTABLECER ROTONDAS

 

Observen por ejemplo la complejidad debido a la gran cantidad de trayectorias entrecruzadas y puntos de conflicto que se producen en el cruce de Gonzalo Ramírez, 21 de septiembre, San Salvador y J.Herrera y Reissig en su diseño actual.

En ese mismo espacio ya disponible, si cerramos el pasaje de 21 de setiembre por el medio de ese lugar, obtendremos un cruce con diseño de rotonda cerrada, mucho más seguro y más ágil, debido a  la marcada reducción de trayectorias entrecruzadas que se obtiene con esa simple modificación. 

Otro ejemplo lo podemos ver en la plaza Rosario de Santa Fe, en el cruce múltiple de las calles Pérez Gomar, Yacabú, Ambrosio Velazco y Dalmiro Costa. Este cruce formado por dos plazas triangulares, con la calle Pérez Gomar pasando por el medio de ambas, genera múltiples trayectorias entrecruzadas, lo cual determina que sea el único cruce con siniestralidad relevante en la zona. 

Si simplemente cerramos el pasaje de la calle Pérez Gomar por el medio de ambas plazas, obtendremos una rotonda simplificando el tránsito, reduciendo los puntos posibles de colisión, haciendo que todos los vehículos tengan una trayectoria única girando alrededor de la plaza. 

Un ejemplo más lo podemos ver en la unión de las avenidas L. A. de Herrera, Varela, y Bvard. Artigas, donde en lugar de establecer una rotonda cerrada, se colocaron semáforos y se establecieron vías de circulación adicionales por fuera de la rotonda. Observen en la figura como en el formato actual existen 12 puntos de conflicto y posible colisión, y cómo estos se reducirían a tan sólo 5, si eliminamos las vías accesorias generando un cruce con formato de rotonda cerrada completa, haciendo innecesarios los semáforos. 

Otro conflictivo cruce, también a pesar de contar con semáforos, es el que se encuentra frente al Antel Arena, formado por las avenidas D. A. Larrañaga, Varela y José Serrato. Una solución para ese cruce sería sustituir los semáforos y hacer una rotonda, que abarque toda la zona. 

 

 

ROTONDAS CON CIRCULACIÓN COMO SI NO FUERAN ROTONDAS

 

Esta situación determina un riesgo mucho mayor, dado que existe un diseño vial de rotonda, con una rotonda construida, pero vaya a saber por qué razón, la circulación se hace como si no lo fuera, generando siniestros injustificadamente. 

 

Como ejemplos están la rotonda de A. Abreú y Mateo Vidal, la del cruce múltiple de las calles Santiago de Anca, Velsen y Almería, y la del cruce de  Amazonas, Estanislao López y Andrés Gómez. 

También se observa la misma situación, donde se circula sin girar alrededor de la rotonda en el cruce múltiple de las calles Asamblea con Colombes y otras calles. La circulación por Asamblea hacia el centro se hace sin circunvalar la rotonda, generando entrecruzamientos innecesarios y evitables.

También hay varias otras rotondas en las cuales se circula evitando hacer la circunvalación, agregando riesgo e incertidumbre innecesarias, como por ejemplo la existente en el cruce de las calles Larravide con T. Claramunt y 20 de febrero. Pueden ver en la imagen un auto circulando en sentido contrario al de la rotonda.

Otro ejemplo que ha generado varios siniestros mortales, sobre todo atropello de peatones por ómnibus, es el giro a la izquierda en el Obelisco, desde 18 de julio para tomar  Bvard. Artigas hacia el Norte. Realmente es difícil de entender como se establece una circulación riesgosa, con giros a la izquierda, cuando existe la posibilidad de establecer una circulación tipo rotonda cerrada que elimina esos riesgos. 

 

ROTONDAS  SIN PREFERENCIA

 

Otro de los problemas que genera riesgo vial y hacer dudar a los conductores acerca de qué conducta tomar en el cruce, es que en varios casos con diseño vial de rotonda cerrada, las preferencias son como si la rotonda no existiera.

Como ejemplos podemos citar las rotondas de Ricaldoni en los cruces con Cataluña y la del cruce con Alfredo Navarro. Observen que en una de ellas existen las señales de CEDA EL PASO, que establecen que aunque tiene diseño de rotonda, no lo es, mientras que en la otra rotonda, que también parece una rotonda, tampoco lo es, aunque no existe señalización que se lo indique a los conductores.

Como decía al principio, hay que adivinar como se debe circular. 

 

También la rotonda del ombú de Bvard. España, en el cruce con Carlos Berg y Luís de la Torre, así como la del ombú de Alfredo Navarro, Ramón Anador  y Cataluña. En ninguno de estos dos casos, aunque son rotondas cerradas, la preferencia la tiene el que está circulando en la rotonda. 

 

SUPER ROTONDAS

 

Si las autoridades lo quisieran, podrían incluso diseñar  super rotondas, abarcando varios cruces. 

Por ejemplo en la conflictiva y sobrecargada zona de Nuevo Centro Shopping, cuyo perímetro está establecido por tres avenidas:  L. A. de Herrera, General Flores y Bvard. Artigas, podría establecerse un sentido de circulación única en las tres avenidas en dicho perímetro, pasando a funcionar como una super rotonda, como pueden ver en la siguiente figura.

Otra super rotonda posible es en la zona de la terminal Tres Cruces, cerrando a la circulación el tramo de 8 de octubre  comprendido entre Bvard. Artigas y Avelino Mirando, estableciendo un sentido de circulación único alrededor de la plaza de la Democracia tal como se ve en la siguiente figura. 

Las vías de circulación que quedan sin uso (bvard. Artigas al norte entre av. Italia y A. Miranda, y av. Italia al centro entre A. Mirando y Bvard. Artigas) pueden llegar a utilizarse para canalizar el tránsito que gira en la super rotonda, ampliando el número de carriles disponibles en la actualidad.  

Seguramente esta modificación requiere el ensanche de A. Miranda agregando un carril adicional. 

Otro punto donde se puede construir una super rotonda es en el Parque Batlle, eliminando la circulación interna de paso a través del parque.

Lo ideal sería establecer un sólo sentido de circulación por Ricaldoni alrededor del parque, como si fuera una gran rotonda.

 

RACONTO DE CRUCES DONDE SE PODRÍAN ESTABLECER ROTONDAS CERRADAS

 

Existen en Montevideo múltiples cruces donde se podrían establecer rotondas cerradas. 

A modo de ejemplo pueden ver en las figuras siguientes localizaciones posibles, aunque seguramente los lectores podrán encontrar otros cruces posibles, donde sería beneficioso establecerlas. 

En el mapa general de la zona sur y este de Montevideo pueden ver marcados en rojo, por lo menos unos 30 cruces donde es posible o recomendable hacer rotondas cerradas. 

En la ruta 102 o Perimetral, existen casi una decena de cruces tradicionales, con semáforos, con giros a la izquierda habilitados, que presentan elevada siniestralidad, y que deberían modificarse a rotondas cerradas, algunas de ellas con diseño tipo maní, y eliminar los semáforos existentes. 

https://contraviento.uy/2022/11/06/ruta-102-perimetral-peligrosa-por-su-diseno/

Observen los múltiples entrecruzamientos, sobre todo debidos a los giros a la izquierda que se producen en el cruce de la Perimetral con Camino Fauquet, y que se reiteran en todos los cruces de esta ruta.

Sobre avenida Bolivia existen una media docena de cruces que deberían modificarse a rotondas cerradas. En particular el cruce con Alberdi que funciona como una rotonda partida, generando múltiples entrecruzamientos innecesariamente. 

Sobre Blanes Viale existe una rotonda partida, una rotonda con semáforos en el cruce con Rivera y Bolivia, y un amplio cruce sin demarcación, que debería mejorarse mediante una rotonda, en el cruce con Gabriel Otero y Divina Comedia

En el Parque Batlle y aledaños hay cruces con rotondas y otros sin ellas, pero ninguno funciona como tal, por lo cual deberían modificarse y establecerse como rotondas cerradas. Si la IMM fuera más ambiciosa podría eliminar la circulación que atraviesa con avenidas  internas el parque, estableciendo el parque como si fuera una gran rotonda, permitiendo sólo la circulación por av. Ricaldoni alrededor del parque Batlle. 

En la zona comprendida entre av. Italia, Bvard. José B. y Ordoñez, av. Rivera, Estanislao López e Hipólito Yrigoyen, hay prácticamente una decena de cruces que deberían transformarse en rotondas cerradas.

Un poco más al Este, en la zona de Malvín, hay por lo menos 6 cruces que deberían rotondizarse. 

En la plaza ubicada entre las calles Acquistapace, Ledo Arroyo Torres, Zabala Muniz, y Esther de Cáceres, se podría establecer un formato de rotonda, cerrando el cruce de Rene por el medio de la plaza, lo cual evitaría la circulación en doble sentido actual en la calle Acquistapace entre Zabala Muniz y Ledo Arroyo Torres, además de eliminar varios entrecruzamientos existentes.

La rambla del Buceo, podría mejorar creando una rotonda alargada usando las vías de conexión con Bvard. J. Batlle y Ordoñez como senda hacia el centro, y la actual Rambla flechada hacia el Este en ese tramo.

En avenida San Martín y Antillas y Capitán Tula, ya existe el espacio y está casi construía una rotonda, que debería completarse, dado que ocurren múltiples siniestros en ese cruce.

Además de los ejemplos mencionados, existen varias otros cruces que ameritan también la construcción de rotondas, que para no aburrir a los lectores, se los comparto en imágenes.

Cruces de Sarmiento y 21 de septiembre y av. Agraciada con Suárez y av. Agraciada con Grito de Asencio

Cruces de av. Agraciada con Aguilar, y av. Brasil con Soca y Libertad

Cruces de Gonzalo Ramírez con C. Ma. Morales y de Sarmiento con J. Herrera y Reissig

Cruces de Camino Carrasco y Bolivia y de av. Libertador, Gral. Rondeau con La Paz y Galicia

Cruce de avenidas Centenario, L. A. de Herrera y 8 de octubre, y cruce de Benito Nardone, J. Ma. Sosa con J. Herrera y Reissig.

 

Plazuelas Córdoba y Presbítero D. A. Larrañaga. En este caso evitaríamos el entrecruzamiento entre el tránsito de ingreso al centro desde el Este, con el que egresa hacia el Este desde el centro.

Cruces de av. Gral Flores y Belloni, y el de av. Rivera, Bolivia y Caramuru.

La ciudad ganaría en agilidad en el tránsito, muchos semáforos se tornarían innecesarios y podrían suprimirse, habría muchos menos siniestros graves y mortales, y se reduciría en gran medida la contaminación atmosférica.