Saltar al contenido

Leal: «El jueves (NO) sabrán toda la verdad»

16 febrero, 2023
Gustavo Leal declaró ante la Fiscal Gabriela Fossati.

El ex ex director de Convivencia y Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior en el último gobierno de FA, Gustavo Leal, se retiró de la Fiscalía sin realizar declaraciones a la prensa, pese a que así lo había anunciado días atrás, donde concurrió citado por la Fiscal Gabriela Fossati, y a su ingreso a la sede, minutos antes..

“Esperen hasta el jueves y sabrán toda la verdad.”

Así se había manifestado enfáticamente el ex jerarca frenteamplista, al conocer su citación a Fiscalía por parte de la Dra. Fossati, en virtud de su visita a los padres del detenido Astesiano en su domicilio de Barra do Chui.

“Esperen hasta el jueves y sabrán toda la verdad. Se van a sorprender”, dijo tras negar veracidad a las acusaciones del ex custodio presidencial y negar esa visita, que fuera luego confirmada por la familia del recluso, hoy condenado.

En similar sentido se manifestó minutos antes, a su entrada en la sede de la Fiscalía, donde distendidamente prometió a los medios de comunicación que allí l aguardaban que los atendería a la salida, tras cumplir con la audiencia. No fue así, y Leal se retiró rápidamente, ya sin el ánimo jovial que mostrara una hora antes.

Cabe consignar que, por ahora, la comparecencia del ex Jerarca del Ministerio del Interior se desarrolla en calidad de Testigo, al no haberse formulado aún acusación en su contra, en un proceso que recién se está iniciando.

Justo es reconocer, asimismo, que el Sociólogo nunca aclaró a que jueves se refería en su promesa de dar a conocer toda la verdad.

«Divulgar información falsa tiene consecuencias legales”

La citación del ex jerarca frenteamplista del Ministerio del Interior se produjo tras conocerse la denuncia del excustodio presidencial Alejandro Astesiano ante las autoridades carcelarias en el sentido de que Gustavo Leal habría visitado a sus padres para ofrecer dinero y ayuda para su hijo.

Dichas afirmaciones, si bien fueron parcialmente confirmadas por el padre de Astesiano quien reconoció la visita pero no así el ofrecimiento, generaron el rechazo enfático del exdirector de Convivencia y Seguridad Ciudadana en el anterior gobierno del Frente Amplio, Gustavo Leal, quien negó que la historia fuera cierta. “Esperen hasta el jueves y sabrán toda la verdad. Se van a sorprender”, manifestó a los medios de prensa. “Divulgar información falsa tiene consecuencias legales”, indicó en una no muy velada advertencia, que a la luz de todas las filtraciones y manejos que ha generado el tema Astesiano parecería muy de recibo.

En efecto, tras la tormenta mediática de meses y meses donde se intentó construir la imagen de una peligrosa organización mafiosa internacional, las primeras derivaciones judiciales reales han dañado cruelmente ese relato.

La reciente condena de Astesiano, así como las anteriores formalizaciones a los demás partícipes de la operativa de los pasaportes, sitúa a los hechos como produciéndose desde 2013, en tanto desestimó todas las versiones que durante meses se hicieron correr en torno a seguimientos, espionajes, etc., como adelantara meses atrás nuestro columnista Alfredo Bruno.

Por ello la relativización que realizó Leal con respecto a las eventuales declaraciones del ex custodio presidencial toma especial valor. En efecto, interrogado sobre la denuncia refirió, “Astesiano es un delincuente y un manipulador. Él está acusado de montar una asociación para delinquir. Por algo será. No le tengo miedo, ni me va extorsionar.”

De esta forma Leal se despegó del relato oficial de la oposición y sus operadores, que desde el primer día han estado tomando como real cada palabra que hubiera sido dicha, escrita o reenviada por el ex custodio. Tal vez por ello también la dirección del FA se despegó de la actuación de Leal, manifestando total desconocimiento, si bien se maneja que el ex jerarca solo pudo dar con la residencia de la familia Astesiano, en el lado brasileño del Chuy, por contar con la guía de un dirigente local del conglomerado de izquierdas.